Agustín Farías desclasifica su día con los cracks del Madrid: "Me veo marcando a Ronaldo y me impacta"

El ex capitán de Palestino jugó por el APOEL de Chipre ante el Real por la Champions y pudo intercambiar camiseta con Sergio Ramos. "Pensé que me podía decir que no", narra.

Por Pablo Serey Correa

Del Municipal de La Cisterna al Santiago Bernabéu en algo menos de 4 meses. El pasado 21 de mayo Agustín Farías se despedía de Palestino jugando los 90 minutos en el triunfo 1-0 como local ante Everton y 115 días después, o sea, el 13 de septiembre, el ex capitán árabe vivió su estreno en la prestigiosa Champions League, jugando por el APOEL Nicosia de Chipre ante el mismísimo campeón defensor en su propio estadio: el poderoso Real Madrid en Chamartín.

Y si bien la dura derrota por 3-0 sufrida en la capital española le dejó un sabor amargo -como cualquier caída futbolística- para el mediocampista argentino de 29 años, la media hora que disputó ante los merengues se transformó en una de sus experiencias "más hermosas" que le ha tocado disfrutar, incluso más allá del campo de juego. "Hay una foto que me pasaron muy especial: salgo marcando a Ronaldo, me veo marcándolo y me impacta, porque en su momento estando ahí no le tomé tanta dimensión", relata.

Madrid vs. APOEL Farías y su compañero Carlao ante CR7 jugando la Champions / Foto: AFP

Pero el éxtasis de Farías no sólo se limita a lo sucedido en la cancha del Bernabéu, pues en la antesala del desafío ante el equipo de Zinedine Zidane comenzó a experimentar sensaciones inéditas. "Lo que he vivido estos días ha sido hermoso. En la semana previa al partido ante el Real, cuando el técnico nos pasaba los videos y nos hablaba de Ronaldo, de Modric, no lo podía creer, nunca había vivido y sentido algo así", cuenta.

El ex hombre jineta en el Tino remarca que "enfrentar al Madrid en su estadio es una experiencia fuerte, considerando, en este caso, de donde vengo. Yo venía de jugar todos los fines de semana en La Cisterna y en menos de tres meses me toca jugar en el Bernabéu, contras todos esas estrellas, increíble".

Por lo mismo, Farías saca a colación una anécdota con su antiguo entrenador Nicolás Córdova. "El Nico siempre me decía que siguiera entrenando duro, que uno puede jugar donde se lo proponga, pero yo le decía que con 29 años se me hacía difícil. El Nico insistía, 'sigue entrenando que ya te va a tocar la oportunidad', y justo después del partido con el Madrid me llamó y nos acordamos de esas conversaciones. 'Cabeza dura, no me hacías caso y mira ahora donde estás', me dijo", revela.

Buena onda con Ramos

Sobre lo vivido en términos futbolísticos ante el Madrid, el volante de quite comenta que "me quedó muy claro que juegan a otro nivel. Nosotros siempre corríamos detrás de la pelota, me percaté que que eran mentalmente más rápidos que nosotros, tocaban muy rápido, nosotros nunca llegábamos, todo muy bien ejecutado, los controles que hacían eran increíbles, la calidad que tienen es de otro nivel. Imagínate, yo agarré la pelota seis o siete veces y eso que jugué media hora".

Pero a pesar de la derrota, el trasandino logró rescatar un tesoro en el Bernabéu. "Le cambié la camiseta a Sergio Ramos. Al final del partido justo él me quedó cerca y le dije 'Sergio, ¿podemos cambiar la camiseta?', pensé que me podía decir que no, como son jugadores que están a otro nivel, pero me dijo 'espérame un rato y te la paso'. Minutos después apareció por el túnel, venía con su camiseta en el hombro y me la pasó y yo le pasé la mía. Todo muy bien, sin ningún problema, todo muy agradable", narra.

Camiseta Sergio Ramos La camiseta de Sergio Ramos, el tesoro que guarda el ex capitán de Palestino / Foto: Cedida Agustín Farías

Agustín Farías está dando sus primeros pasos en el fútbol de Europa y su deseo es consolidarse en el Viejo Continente. "Tengo un año de contrato en APOEL, el club tiene opción de compra de mi pase. A mí me gustaría poder seguir en Europa, deseo afirmarme y mantenerme en este nivel, también si se puede a futuro ir a otra liga que sea de buen nivel. Quiero seguir en este buen camino, quiero seguir avanzando", sostiene.

Eso sí, no se olvida de La Cisterna y, por lo mismo, deja en claro que "sigo hablando con los compañeros que tuve en ese camarín, veo todos los partidos de Palestino, la gente del club se ha portado muy bien conmigo y por lo mismo me gustaría algún día volver, eso lo tengo claro. Volver a Palestino, pero sobre todo a Chile como país, volver en familia porque allá nos sentimos siempre muy cómodos".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo