Capitán de Ecuador: "Jarry es el punto fuerte, Garín no ha alcanzado todo su potencial"

Raúl Viver lleva 23 años y 58 series al mando del equipo de Copa Davis de su país, que en febrero visitará a Chile. Destaca el ascenso del Príncipe, rememora el choque en Manta con el prometedor debut del Tanque, en el 2013, y recuerda a su ex pupilo, el Feña González: "Nunca vi a nadie en mi vida que le pegara con la derecha con la potencia que le pegaba Fernando".

Por Juan Ignacio Gardella

Raúl Viver, de 56 años, lleva 23 de ellos a cargo del equipo ecuatoriano de Copa Davis. Al más puro estilo de Alex Ferguson o Arsene Wenger en el fútbol, el capitán tenístico de la escuadra de la mitad del mundo acumula 58 series al mando y en febrero llegará a 59 cuando visite a Chile, rival al que en su largo historial ha enfrentado cuatro veces, con dos victorias por lado, todas en casa.

La última de ellas fue en Manta, en el 2013, donde Christian Garín hizo su debut “por los puntos” y perdió de forma dramática sus dos duelos, con lágrimas incluidas, aunque anticipando un futuro prometedor. Ése que todavía muchos esperan, al igual que el DT de Ecuador.

¿Qué le pareció el sorteo?

Chile es un rival difícil, pero, en general, el Grupo I americano estará bien complicado el próximo año con el descenso de Argentina y con los países que se mantienen, como Brasil y Colombia. Es una serie pareja, con jugadores que se conocen bastante, que comparten entrenamientos y son amigos.

¿No hay favorito entonces?

Si se puede decir quién tiene una ligera ventaja, sería Chile, por la localía y porque Jarry últimamente ha subido bastante en el ranking.

¿Cuáles son los puntos fuertes de Chile?

Como dije, Jarry viene jugando bien, es uno de los puntos fuertes. También Chile tiene un buen dobles, con Podlipnik como especialista. Otra fortaleza es que cuenta con un equipo muy parejo y compacto, con Garín y Lama, que son del mismo nivel. Tienen muchas alternativas.

Se ha hablado mucho de la frágil mentalidad de Garín, quien debutó “por los puntos” en Manta. ¿Puede eso jugarles a favor a ustedes?

Lo de Manta fue hace mucho, en el 2013, y Garín era muy joven. Los jugadores van madurando y él debe seguir su proceso. Es un jugador que todavía no ha alcanzado todo su potencial, el cual es excelente. Habrá que ver cómo llega anímica y mentalmente, porque en la Copa Davis todo juega, es diferente a los torneos del circuito. En estos momentos, por ranking, seguramente los singlistas serían él y Jarry, pero también está Lama, un tenista duro que se viene recuperando de una lesión.

¿Qué le ha parecido el trabajo de Nicolás Massú como capitán?

Massú ha hecho un buen trabajo. Tiene mucha experiencia como jugador y transmite bastante esas características, su espíritu de lucha y garra, y eso le ha dado buenos resultados.

¿Cómo ha hecho para mantenerse tantos años en el cargo? Usted es como el Ferguson o Wenger del tenis…

Nunca lo esperé, no sé cómo sucedió. Yo jamás he firmado un contrato con la Federación, se ha ido dando año a año. Es algo que me gusta y lo disfruto bastante, pero en algún momento se terminará. Me siento privilegiado por poder estar al frente de la selección de tenis de mi país por tanto tiempo, es un honor inmenso, y cada serie es como si fuera la primera, con las mismas expectativas y la misma emoción.

También entrenó a Fernando González…

Trabajamos con Fernando cerca de dos años. El mejor recuerdo que tengo es que haya ganado su primer ATP viniendo desde la qualy, en Orlando. Era el jugador con peor ranking del torneo, 352º, el último que entró a las clasificaciones, y lo ganó, en una final contra Massú. Yo había comenzado con él abajo del puesto 600 y haber logrado ese título es inolvidable.

¿Alguno de los tenistas chilenos se le parece?

Lo comparan bastante con Lama, por la derecha, pero obviamente no ha llegado a su nivel. Nunca vi a nadie en mi vida que le pegara con el derecho con la potencia que le pegaba Fernando.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo