Columna de la U: Egresado, maestro, estudiante y camaradas, vibremos por la Universidad

"Ambas instituciones deben seguir trabajando para revivir ese vínculo, se debe volver a tener en cuenta a la comunidad universitaria, esa que dio origen al club".

Por Columna del Lector

Por Juan Pablo Marambio, estudiante de Derecho e hincha de la U

Dos instituciones comparten nombre y origen, pero hoy han tomado caminos que tienden a converger.

¿El nombre? Universidad de Chile. Por un lado, el club de fútbol, por el otro la Universidad más antigua del país.

Hace un año veía a dos instituciones distantes, que compartían nombre, emblemas e historia, pero que se miraban de lejos.

Por aquel entonces concluí que el vínculo era económico y dirigencial. El pago por el uso de nombre y emblemas y puestos en el directorio de la sociedad anónima que administraba el club. Para los más románticos, un golpe duro, atrás quedaban años en que la relación era cercana.

Este año veo como eso va cambiando. Paulatinamente, con el trabajo de funcionarios de ambas partes, revive ese amorío entre las instituciones. De a poco se han abierto instancias en las que ambos caminos vuelven a confluir.

Se ve una intención de volver a los orígenes, son pequeños gestos que empiezan a reabrir esta historia en común. Ejemplo de esto es lo que pasó el 23 de mayo, cuando la copa de campeón visitó la Casa Central de la Universidad, donde académicos y funcionarios pudieron compartir con la copa y vivir un momento de reencuentro con la historia. Quedé con una sensación grata y nostálgica.

Esperando momentos mejores, creyendo que de aquí en más ese viejo amor va a revivir.  Aún falta, algunos dirán que es un saludo a la bandera o sólo un gesto. Ambas instituciones deben seguir trabajando para revivir ese vínculo, se debe volver a tener en cuenta a la comunidad universitaria, esa que dio origen al club.

Gestos como incluir a miembros de la Casa de Estudios en el Consejo Azul del Club, dan esperanza, pero debemos avanzar y nos compete a todos luchar por eso. Los estudiantes, académicos y funcionarios, debemos reconocer esos orígenes universitarios. Para que de aquí en más la U vuelva a tener el espíritu universitario que nunca debe olvidarse.

Y como dice el himno de la casa de estudios, “Egresado, Maestro, Estudiante, vibra entera la Universidad”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo