El polifuncional Gary Medel volvió a sus orígenes y sorprendió con su nuevo puesto en la Champions

El seleccionado chileno no jugó de volante de contención y tampoco de volante central, en el partido de su Besiktas ante RB Leipzig.

Por El Gráfico Chile

El 27 de agosto de 2006 el por entonces entrenador de Universidad Católica Jorge Pellicer tuvo que mirar a su cantera para encontrar a un lateral derecho titular, de cara al partido ante Universidad de Chile, y quien se encargara de marcar a Marcelo Salas. El escogido fue un desconocido Gary Medel.

El Pitbull tuvo un partido redondo y anuló al Matador. El cruzado se comió la banda diestra y ese día en el Nacional dejó en claro que su principal característica era la fiereza.

Con el tiempo se convirtió en volante central. En dicha posición se ganó un puesto en el primer equipo de la UC, lo que le valió un traspaso a Boca Juniors. De Argentina pasó a Sevilla y luego a Cardiff City, siempre siendo mediocampista.

Medel Medel marcando a Salas en 2006 / Photosport

El primero que se atrevió a innovar con la posición de Gary Medel fue Marcelo Bielsa, que en la selección chilena lo ocupó como marcador central por la derecha, lugar en la cancha que siempre tiene jugando por la Roja.

En el Inter también tuvo participaciones como defensa, pero sus mejores compromisos los vivió en la mitad de la cancha, su lugar más natural.

Pero ahora en Turquía volvió a sus orígenes, porque el entrenador de Besiktas Senol Gunes, se "aprovechó" de la ductilidad táctica del Pitbull y lo usó como lateral por la derecha, en el partido ante RB Leipzig, por la Champions League.

Medel fue compañero en la zaga de los centrales Pepe y Tosic, mientras que Erkin se encargó de marcar la banda izquierda.

El chileno llegará con ritmo de cara a los partidos ante Ecuador y Brasil por las Eliminatorias, aunque sea actuando en un puesto que no lo tiene acostumbrado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo