La alocada y desenfrenada celebración argentina: "Y no me importa lo que digan esos putos periodistas"

El festejo trasandino en el camarín en Ecuador tuvo de todo: insultos, arengas y frases incendiarias. Los de Jorge Sampaoli se sacaron un peso de encima.

Por El Gráfico Chile

La selección argentina clasificó al Mundial de Rusia 2018 tras vencer a Ecuador por 3-1 y espantó los fantasmas de la eliminación con Jorge Sampaoli en la banca y Lionel Messi brillando en la cancha.

De hecho, tras el partido, la celebración en el camarín en Quito fue tremenda, alocada y desenfrenada, con los jugadores eufóricos gritando contra todos sus críticos, especialmente contra los periodistas.

En compañía de dirigentes y parte del cuerpo técnico, el plantel cantó a todo pulmón: "Hay que alentarla hasta la muerte, porque a Argentina yo la quiero, porque es un sentimiento que llevó en el corazón. Y no me importa lo que digan esos putos periodistas, la puta que los parió. Oh oh, hay que alentar a la Selección".

Y no se quedaron allí, otro cántico contra sus contrarios, a la usanza de los barristas, fue con todo: "Es un sentimiento, no lo traten de entenderlo. No se compara con otra hinchada, yo soy argentino en las buenas y en las malas".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo