El PSG podría quedarse fuera de la Champions por la contratación de Neymar

Debido a las reglas del Fair Play Financiero, el club parisino debe conseguir 95 millones de dólares en la venta jugadores para compensar el gasto realizado por el astro brasileño.

Por El Gráfico Chile
El PSG tiene que hacer caja debido a sus grandes gastos si quiere seguir compitiendo en Europa - AFP
El PSG podría quedarse fuera de la Champions por la contratación de Neymar

La contratación de Neymar podría traerle más problemas que beneficios al PSG. Debido a las reglas que rigen el Fair Play Financiero en Europa, el equipo del ex Barcelona necesita obtener 95 millones de dólares mediante la venta de jugadores durante el próximo mercado de traspasos para no ser sancionado por la UEFA.

En orden de evitar la descalificación de la Champions League 2018/19, el Paris Saint Germain necesita cumplir con el plan que presentó a la UEFA tras comprar al brasileño y así no violar el reglamento de finanzas. En la base de esta documentación entregada al organismo del fútbol del viejo continente, está la venta de Ángel Di María, Lucas Moura y Javier Pastore.

Los más de 250 millones de dólares desembolsados al Barcelona por la compra de Neymar provocaron que el equipo de París necesitara "hacer caja", no por falta de recursos, sino por una política de generación de ingresos de manera equitativa, que no perjudique a clubes con menos recursos.

Por esto, antes de que termine la temporada 2017/18, el PSG necesita haber vendido 150 millones de dólares, de los que ya tiene 55 producto de las ventas de Serge Aurier (30 mU$) al Tottenham y Blaise Matouidi (25 mU$) a la Juventus.

Para alcanzar la meta el París Saint-Germain depende de las ventas de tres de sus figuras internacionales, con las que espera obtener 100 millones de la divisa estadounidense. Los precios ya están fijados y también los jugadores en lista de transferencia: Di María partirá por 50 millones de dólares, Pastore por 20 y el brasileño Lucas Moura cambiaría de equipo por 30 millones.

La complicación radica en que al verse "necesitados" de vender, los clubes compradores no están dispuestos a pagar el total de la cifra, razón por la que, por ejemplo, la transacción de Ángel Di María al Barcelona el pasado septiembre se cayó a última hora.

Con el tiempo en contra, todo indica que los franceses tendrán que verse obligados a bajar sus expectativas económicas si es que no quieren ser castigos y desean jugar competencias europeas la próxima temporada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo