El nuevo estatus de Jarry genera respeto en el circuito

Tras su ingreso al Top 100, el Nico empieza a meter miedo a sus rivales. Tanto en el medio local como internacional le auguran un futuro auspicioso, dentro de la élite.

Por Diego Espinoza Chacoff

Nicolás Jarry (99° del ranking de la ATP desde este lunes) se quedó con el título del Challenger de Santiago 2 y con eso aseguró su lugar entre los mejores 100 tenistas del planeta. Sin perder ningún set en todo el campeonato, el chileno mostró las mejores armas de su juego y con carácter pudo sacar adelante partidos complejos, como frente a su amigo Gonzalo Lama y la final del pasado sábado ante el salvadoreño Marcelo Arévalo.

En ambos casos, el santiaguino estuvo dubitativo y hacía creer que la madurez alcanzada en los últimos meses no le iba a servir frente a la presión de jugar ante su público. Sin embargo, el “nuevo Jarry” dejó atrás su cariño por Lama y lo eliminó en la segunda ronda, mientras que en la final pudo revertir el segundo set con coraje, coronándose en el torneo sin ceder ninguna manga.

Con ese nuevo perfil aguerrido y “peligroso”, los rivales temen enfrentar al nieto de Jaime Fillol en los diferentes campeonatos sudamericanos, destacando su saque, sus fuertes golpes y la regularidad, que le ha permitido ganarse un respeto en el circuito de la ATP.

"Es un jugador muy peligroso y hábil, alto, saca bien, pega duro y creo que tiene un muy buen futuro por delante. Le tengo mucho respeto, así que le deseo toda la suerte", resalta el brasileño Thiago Monteiro, otrora 74° del orbe, quien se inclinó ante el chileno en las semifinales del torneo capitalino.

"Lo conozco muy bien, es un gran jugador y por algo es el número uno de Chile. Es joven y yo le veo demasiado futuro, entre los mejores del planeta", aporta Arévalo, su víctima en la final.

A su vez, el ex 57° del mundo, Gastao Elias, también vaticina un buen porvenir para el nacional, destacando sus habilidades: "Jarry juega muy bien con condiciones rápidas, saca muy bien y eso hace que sea uno de los favoritos en cada torneo que disputa", agrega el portugués.

"Los resultados le dan respeto"

El último tenista criollo que había estado en el Top 100 del ranking de la ATP era Paul Capdeville. El Pulpo salió de la selecta lista en el 2011 y desde ese entonces no había un representante chileno entre los mejores. Es por eso que el logro de Jarry genera alegría en la "familia del tenis", la cual pronostica un gran futuro para el Príncipe.

"Jarry puede complicar a cualquier Top 50 del mundo y eso es porque cada jugador se gana un respeto en la cancha con resultados. Si no los tienes, no te lo tendrán. Los resultados le dicen a tu rival ‘estoy aquí y tengo todas las ganas de estar aquí’, y eso se gana en la cancha", explica el ex tenista Jorge Aguilar.

"Un jugador como Jarry, que viene ganando challengers, haciendo un buen papel en los torneos ATP y está Top 100, no es fácil para los rivales. Eso los jugadores lo ven, lo siguen y por eso lo respetan", añade Manimal.

Por último, su abuelo y ex tenista, Jaime Fillol, se suma a las loas para su nieto, resaltando que su buen momento se debe a que se está acostumbrando a ganar. "Siempre tenía posibilidades, porque mostraba un tenis potente, rápido y difícil de aguantar, sólo que en estas semanas ha estado más regular y eso va socavando la confianza del rival", comenta.

Jarry se gana el respeto y el miedo del circuito.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo