Boca y River recibían "pagos adicionales" para que sus estrellas no le hagan el quite a la Sudamericana

Los testimonios del FIFA Gate siguen entregando nuevos antecedentes y ahora chorrearon a los grandes clubes del fútbol argentino. Además, apuntaron directamente a un personero del antiguo gobierno argentino.

Por AFP
El FIFAGate chorrea a todos / imagen: AFP
Boca y River recibían "pagos adicionales" para que sus estrellas no le hagan el quite a la Sudamericana

Un testigo del juicio de corrupción de la FIFA contó este jueves que pagó millones en coimas a miembros del anterior gobierno argentino a cambio de derechos de televisación del fútbol nacional, recibidos por Jorge Delhon, que se suicidó al inicio del proceso. Además, por si fuera poco, relató que T&C hacía "pagos adicionales" a los clubes Boca Juniors y River Plate, para que pusieran a sus "mejores estrellas" a jugar la Copa Sudamericana, pero dijo no saber si eran sobornos.

El testigo, el argentino Eladio Rodríguez, era mano derecha del empresario Alejandro Burzaco y la persona que llevaba las cuentas en la empresa Torneos y Competencias. Coopera con el gobierno estadounidense tras firmar hace siete meses un acuerdo que garantiza que no será procesado en el marco del inmenso escándalo de corrupción de la FIFA.

En el libro donde Rodríguez consignaba el pago de sobornos, figuran varios pagos por un total de 2,628 millones de dólares en 2013 con la palabra "gobierno". "Todo lo que dice 'gobierno' era Delhon", afirmó Rodríguez. "Delhon era la única persona que conozco en el gobierno (argentino) que recibió dinero", añadió.

Delhon, abogado del programa televisivo del gobierno "Fútbol para Todos", se suicidó el 14 de noviembre en Buenos Aires, el primer día de testimonio de Burzaco en Nueva York.

En 2009, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y el gobierno Kirchner terminaron unilateralmente los contratos más importantes de T&C y decidieron que Fútbol para Todos transmitiría los juegos más importantes de los clubes del país en el canal estatal, gratis, sin publicidad privada pero con propaganda gubernamental.

Los sobornos pagados a Fútbol para Todos desde 2011, según Burzaco y Rodríguez, apuntaban a retener los derechos de transmisión de los partidos de segunda división, que a partir de mediados de ese año también eran requeridos por el gobierno.

En su testimonio, Burzaco dijo que Delhon y el coordinador de Fútbol para Todos, Pablo Paladino, recibieron cuatro millones de dólares en coimas.

Un total de 42 ex jerarcas y empresarios del fútbol de las Américas, así como tres empresas, son acusados por Estados Unidos de cometer 92 crímenes en 15 esquemas de corrupción, embolsándose en el camino más de 200 millones de dólares en sobornos. Sin embargo, en el juicio FIFA sólo son juzgados tres acusados que insisten en su inocencia: el ex jefe del fútbol brasileño José Maria Marín, el exjefe del fútbol paraguayo y expresidente de la Conmebol Juan Ángel Napout, y el exjefe del fútbol peruano Manuel Burga.

Globo sigue sumando denuncias Globo sigue sumando denuncias

Pagos a Globo

Rodríguez, en su testimonio de este jueves, también confirmó un pago que figura en su libro de coimas: un millón de dólares el 9 de diciembre de 2013 a Marcelo Campos Pintos, ex director de Globo Esporte a cargo de la compra de derechos del enorme grupo brasileño.

Burzaco había señalado que el grupo Globo, uno de los socios de T&C, pagaba sobornos a cambio de derechos de televisación de partidos de fútbol, igual que empresas como Televisa y Fox, entre otras, y que Pintos participó en reuniones para arreglar coimas de T&C a Marín y Marco Polo del Nero, otro de los 42 acusados por la fiscalía estadounidense, que sigue presidiendo el fútbol brasileño.

De los 42 acusados, 24 que han sido arrestados o extraditados a Estados Unidos se han declarado culpables, como Burzaco, y dos ya han sido sentenciados. Otros 15 que están en el extranjero fueron o son juzgados en sus países, combaten la extradición o están libres como Del Nero.

Tarjeta amarilla para Burga

Burga fue amonestado el jueves por la jueza Pamela Chen tras apoderarse de un clip y un bolígrafo que estaban sobre el escritorio de uno de sus asistentes.

"Me han dicho que el señor Burga sacó un par de ítems de donde se sienta mi asistente, un clip y una lapicera. Nadie, ningún bando, debe tocar algo en el área del banquillo. Esto es propiedad de la corte y nadie debe estar aquí", dijo la jueza al ex jefe del fútbol peruano y ex integrante del comité de Desarrollo de la FIFA.

"Queremos evitar problemas o inquietudes potenciales", añadió con severidad. Cuando Burga quiso responderle, la jueza lo mandó callar. "No, no necesita responder por favor".

Burga ya estuvo implicado en otro incidente al inicio del proceso, cuando, según la fiscalía y Burzaco, hizo a este último en dos oportunidades gestos con su mano como si lo quisiera degollar.

Aunque su abogado aseguró que Burga solo estaba rascándose porque sufría de dermatitis, la jueza decidió colocarlo en arresto domiciliario, sin acceso a una computadora y con acceso muy limitado al teléfono, solo para llamar a su familia en presencia de su abogado.

Burga suma y sigue / imagen: AFP Burga suma y sigue / imagen: AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo