Brutal y no apto para sensibles: el durísimo golpe que provocó tensión en la NFL

Ryan Shazier, jugador de Pittsburgh Steelers, sufrió una escalofriante lesión de espalda que lo dejó en el hospital paralizado.

Por El Gráfico Chile
Ryan Shazier abandona el campo - AFP
Brutal y no apto para sensibles: el durísimo golpe que provocó tensión en la NFL

Ryan Shazier, jugador de línea de Pittsburgh Steelers, pasó este martes su segunda noche consecutiva internado en el Centro Médico de la Universidad de Cincinnati debido a la lesión que sufre en la columna vertebral.

Los médicos continúan evaluando la lesión y Shazier parece encontrarse estable de la lesión en la espalda, que provocó conmoción en la NFL en el duelo de Monday Night Football ante Cincinnati Bengals.

Shazier tuvo que salir del campo de juego atado a una camilla de madera tras lastimarse la columna en un intento por derribar al receptor Cincinnati Bengals, Josh Malone, pegándole con la cabeza en el área de la costilla y cadera, durante el primer cuarto del partido que los Steelers ganaron 23-20 en el partido del lunes por la noche.

David Okonkwo, director del Departamento de Neurotrauma del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh y además neurocirujano del personal médico de los Steelers, y el jefe de neurocirugía de la Universidad de Cincinnati, Joseph Cheng, indicaron a través de un comunicado que se ha realizado una serie de pruebas médicas a Shazier para evaluar la lesión.

El texto indica que el jugador de línea sigue bajo supervisión y tratamiento de los expertos en neurocirugía del Centro Médico de la Universidad de Cincinnati.

Los médicos indican que Shazier será sometido a más pruebas y evaluaciones entre las próximas 24 a 48 horas y que luego regresará a Pittsburgh para recibir más evaluaciones y atención.

El jugador se encuentra mejor e incluso agradeció todo el apoyo recibido en las redes sociales.

Otro golpetazo

Y en el mismo partido, otra jugada provocó gran polémica. Porque el receptor de los Steelers, Juju Smith-Schuster le dio un tremendo golpe al liniero Vontaze Burfict, en una especie de revancha de una jugada del defensor hace dos años que dejó conmocionado a un rival de Pittsburgh.

Smith-Schuster, que fue suspendido por un partido por esta acción, intentó "bloquear" a Burfict con un tremendo impacto, aunque se le pasó la mano. El jugador de los Bengals debió abandonar el partido por una especie de conmoción.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo