El factor Valdivia en la obtención de la estrella 32: Rejuveneció y fue el guía de Colo Colo para el título

El Mago fue la gran contratación y no defraudó en su regreso al Cacique. Mostró su talento, genio y plenitud física.

Por Pedro Marín Roldán

El 19 de junio el presidente de Blanco y Negro, Aníbal Mosa, anunciaba con orgullo el regreso de Jorge Valdivia a Colo Colo. Después de 11 años, el Mago volvió al club que lo formó y pese a que varios cuestionaban su condición física, el volante calló bocas y se convirtió en la gran figura en la obtención de la estrella 32.

El Mago siguió un plan de trabajo especial que diseñó el cuerpo técnico encabezado por Pablo Guede para su puesta a punto, lo que el mediocampista complementó con su preparador físico personal y una buena alimentación. Fue así como en menos de un mes, Valdivia estuvo a plenitud física y comenzó a deleitar con su talento.

El 23 de julio disputó su "primer" gran partido: la final de la Supercopa donde Colo Colo goleó 4-1 a Universidad Católica y el volante fue la gran figura del encuentro. Luego, el 6 de agosto en la victoria ante O’Higgins convirtió su primer gol y lo festejó con la alegría que lo caracteriza. De ahí en más simplemente fue un verdadero dolor de cabeza para los rivales, quienes nunca pudieron contener los cambios de ritmo o interceptar los pases del Mago.

Valdivia no sólo demostró talento y ayudó a sus compañeros a que estuvieran más sueltos en cancha, sino que también mostró una gran condición física. De hecho, jugó casi todos los partidos hasta el último minuto y cuando fue reemplazado se molestó. El talentoso mediocampista no quería salir nunca de la cancha y así quedó en claro con los 1094 minutos que disputó y donde nunca sufrió una lesión, un tema que preocupaba en su llegada.

Colo Colo ganó la estrella 32 y su gran estrella fue un Mago: Jorge Luis Valdivia Toro.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo