Trastienda de La Cisterna: Las visitas ilustres vieron la respuesta de Palestino a la decisión de Trump

Luego que el presidente de Estados Unidos reconociera a Jerusalén como la capital de Israel, donde situará la embajada de EE.UU, los hinchas del cuadro de colonia no se demoraron en responder.

Por Gonzalo Pérez

En la previa, el partido de Palestino con Santiago Wanderers prometía estar lleno de emociones. Ambos equipos salían a jugar a La Cisterna con la obligación de ganar para salvar de la promoción. Sin embargo, el encuentro poco ofreció y terminó en un empate sin goles que sentenció a los caturros a jugarse la permanencia ante Unión La Calera.

El partido en el Municipal de La Cisterna se caracterizó por el letargo que, en cierta medida, fue provocado por las altas temperaturas que se vivieron durante los 90 minutos.

"Jerusalem es y será Palestina"

La decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y trasladar la embajada de su país a esa ciudad ha generado polémica en el mundo árabe. Por eso, no fue de extrañar que en Palestino, club de la colonia palestina en Chile, se manifestaran.

Antes del partido, el locutor del estadio habló fuerte y claro por los altoparlantes para aplaudir el apoyo que reciben desde Palestina y cerró con un "que nos escuchen fuerte en Jerusalén, capital de Palestina". Pero no fue lo único y los hinchas también se manifestaron con un lienzo cuando los equipos salieron a la cancha con la leyenda "Jerusalem es y será Palestina".

"Jerusalem es y será Palestina ", el lienzo de los hinchas / imagen: Photosport "Jerusalem es y será Palestina ", el lienzo de los hinchas / imagen: Photosport

La visita ilustre en La Cisterna

Sebastián Abreu ya se había dejado aparecer en el partido de Unión Española ante Everton, donde los hispanos, pese a ganar, perdieron el título por el triunfo que consiguió Colo Colo ante Huachipato. En su visita a Santa Laura, el Loco había anunciado que iría a ver el Palestino-Wanderers y no defraudó. Instalado en el palco disfrutó del encuentro que condenó a los caturros a jugar la Promoción.

Las altas temperaturas hicieron de La Cisterna un verdadero infierno

Las temperaturas en Santiago el domingo llegaron a 35° y en La Cisterna, un estadio que tiene muy poca sombra, se notó fuerte. El calor afectó el juego del Palestino-Santiago Wanderers y se notó en el lento ritmo que tuvo el encuentro.

"Con este calor no se puede jugar bien al fútbol, fue un partido muy chato. Las condiciones no permiten jugar bien", dijo Nicolás Córdova tras el empate sin goles que obligó a los caturros a jugar la promoción ante La Calera.

El partido se detuvo dos veces para que los jugadores se hidraten en el "infierno" de La Cisterna / imagen: Agencia UNO El partido se detuvo dos veces para que los jugadores se hidraten en el "infierno" de La Cisterna / imagen: Agencia UNO

Óscar Opazo y Carlos Muñoz, de pelear el título a unidos por Wanderers

El sábado fue una jornada de dos caras para Colo Colo y Unión Española. Mientras en los albos todo era alegría tras ganar en título, los llantos y la alegría abundaron en Santa Laura por el segundo lugar que obtuvieron en el Transición.

Pese a que ayer eran enemigos en la lucha por el título, Óscar Opazo, actualmente en Colo Colo y Carlos Muñoz, actualmente en los hispanos, se unieron por el club de sus amores y llegaron hasta La Cisterna a ver a Santiago Wanderers. Esta vez fue sufrimiento para los dos por la promoción que deberán jugar los caturros para pelear por la permanencia.

El familiar festejo de Roberto Gutiérrez

Una vez finalizado el partido entre Palestino y Santiago Wanderers, la alegría se apoderó de los jugadores e hinchas árabes que llegaron a La Cisterna. Los fanáticos sacaron gritos para apoyar a su equipo y aplaudieron a Roberto Cereceda, capitán del club, y Roberto Gutiérrez, quien fue clave en la salvación con sus ocho goles.

Agradeciendo el cariño de los fanáticos, ambos jugadores se acercaron a la marquesina para saludar y fue ahí cuando el Pájaro pidió que le acerquen a sus dos hijas para celebrar la permanencia en Primera división. Con sus dos pequeñas en brazos, el atacante se retiró a camarines y ahí se las entregó a otro familiar para seguir los festejos al ritmo de la cumbia con sus compañeros.

El Pájaro festejó con sus hijas / imagen: Agencia UNO El Pájaro festejó con sus hijas / imagen: Agencia UNO

"No esperábamos como grupo estar en esta situación, el objetivo era pelear por estar en torneos internacionales, pero el campeonato dijo otra cosa. Ojalá no volver a vivir esta situación, la presión es asfixiante, no sólo en el partido sino que en el día a día. Cuando pierdes es más difícil venir a entrenar, el ánimo es otro y eso puede resentir al grupo. Por suerte estuvimos a la altura y nos hicimos más fuertes", dijo el Pájaro tras el encuentro.

"El prestigio como jugador se pierde bastante si bajas a la B. Estoy contento con mi desempeño personal, no es fácil estar peleando en la tabla de goleadores con la situación que teníamos como club", agregó.

El grito "Calera, Calera" se escuchó en La Cisterna

La Calera es una ciudad conocida por la cantidad de palestinos que viven en la zona. Por eso, cuando terminó el encuentro, y los de colonia se salvaron de la promoción, no extrañó que en tono de broma surgiera desde las tribunas el grito "Calera, Calera", club con el que Santiago Wanderers jugará la promoción para pelear por la permanencia en Primera.

Los peloteros enfurecieron a los wanderinos

Palestino sacaba un empate sin goles ante Santiago Wanderers que los salvaba de jugar la promoción.  Por eso, cualquier recurso era válido para mantener el resultado y así quedó en claro cuando los peloteros demoraron en la entrega de balones. Incluso, hubo un pasapelotas que tuvo que ser reemplazado por otro compañero y tal como si hubiese sido expulsado, tuvo que ver el resto del partido desde el túnel.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo