Los incidentes en el Maracaná que provocaron caos y empañaron la final de la Sudamericana

Antes de la final donde Independiente se coronó campeón del torneo, miles de hinchas sufrieron por los gases lacrimógenos y bombas de estruendo que lanzó la policía.

Por El Gráfico Chile

La noche del miércoles no sólo coronó a Independiente como campeón de la Copa Sudamericana sino que también dejó al descubierto una serie de incidentes protagonizados por los hinchas argentinos y del Flamengo en los ingresos del estadio Maracaná donde se disputó la final de la copa internacional.

Los primeros conflictos se dieron debido a los cientos de hinchas de ambos equipos que llegaron hasta las dependencias del recinto deportivo para así intentar comprar una entrada en reventa. Con el paso del tiempo, esos boletos se acabaron y se generó un verdadero colapso.

"En los portones principales del estadio, unas 200 personas presionaron hasta romper las vallas y muchos lograron ingresar sin entradas, perseguidos por los agentes policiales hasta las mismas tribunas. En otro sector, hinchas de Independiente y Flamengo se cruzaron, insultaron y terminaron a las trompadas", apuntó el diario argentino La Nación.

Los disturbios generaron el accionar inmediato de la fuerza policial brasileña quien lanzó gases lacrimógenos y bombas de estruendo para así detener la discusión entre ambas hinchadas. Se escatima que cerca de una docena de fanáticos no alcanzaron a arrancar y fueron detenidos por la policía.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo