Tiempos de reestructuración: radiografía uno a uno del plantel de la UC para el 2018

El primer equipo de Católica sufrirá importantes cambios en cuanto a nombres para el próximo año, en el que la Franja sólo competirá a nivel doméstico.

Por Pablo Serey Correa

Si bien Universidad Católica aún no tiene director técnico para la temporada 2018, en la gerencia deportiva de Cruzados ya trabaja en la conformación del plantel de honor que deberá enfrentar el año en que los cruzados sólo tendrán que competir en el ámbito doméstico.

Fue el propio José María Buljubasich el que dejó en claro que el DT que llegue a reemplazar a Mario Salas tendrá que acomodarse a lo que institucionalmente se decida en cuanto a conformación del plantel. "Nosotros con los entrenadores que nos vamos a juntar le vamos a presentar el proyecto del club y el plantel que hay y ellos van a tener la posibilidad de si quieren dirigir a estos jugadores o no", dijo el Tati.

Por lo mismo remarcó que "en ellos está la opción de elegir y ver el plantel que hay. Yo creo que Católica tiene un muy buen plantel de jugadores y a muchos entrenadores les gustaría dirigir a estos jugadores. No vemos un conflicto en eso".

Ante ello, ya es posible dilucidar los posibles movimientos que se darán en el primer equipo de Universidad Católica para el 2018. A continuación la radiografía uno a uno del plantel que terminó el 2017 y que sufrirá importantes cambios durante el receso veraniego.

Cruzados La UC tuvo un año para el olvido / Agencia UNO

Cristopher Toselli: Recibió una oferta para partir a préstamo al Atlas de México y está analizando la opción de cumplir su sueño de jugar en el extranjero.

Germán Voboril: El lateral argentino que llegó para reemplazar a Alfonso Parot a mediados de 2017 firmó un contrato por un año y medio con Universidad Católica. O sea, su vínculo expira a fines de 2018.

Cristián Álvarez: Tras renovar por seis meses a mitad de 2017, el ídolo cruzado tenía acordado con el club retirarse y hacer una pasantía en diversas labores administrativas de Cruzados. Sin embargo se retractó y no dejará la actividad. Está en avanzadas tratativas para firmar por todo 2018.

Fabián Manzano: Perdió mucho protagonismo durante el último semestre, por lo mismo Cruzados contempla enviarlo a préstamo. Además, en dicho puesto la UC cuenta con numerosas variantes, a las que se sumará el retornado Jaime Carreño.

César Fuentes: Cuando llegó a la UC a mediados de 2015 firmó un contrato por 4 años, o sea, la vigencia de su vínculo llega hasta mitad de 2019. Eso sí, en el presente período de fichajes es uno de los jugadores exportables junto a Cristopher Toselli.

José Luis Muñoz: Partió el segundo semestre de 2017 buscando club para irse a préstamo y como no encontró tuvo que quedarse en el plantel sin opciones de jugar. Pero sobre el tramo final sumó minutos, lo que le podría dar la chance de seguir en 2018. Tiene contrato vigente, pero en su caso la opción de ir a préstamo siempre es latente

Diego Vallejos: El delantero que llegó procedente de Audax Italiano a mitad de año firmó un contrato hasta el 31 de diciembre de 2020 con Universidad Católica.

Santiago Silva: Tras su pobre desempeño con la camiseta de la UC durante 2017, la gerencia deportiva determinó no ofrecerle una renovación de contrato. Puede negociar como jugador libre y por lo mismo Belgrano de Argentina lo tiene en carpeta.

Milovan Mirosevic: Se retiró en agosto pasado, pese a que tenía contrato vigente. Las lesiones apuraron su retiro que estaba planificado una vez finalizado el Transición. Continúa con su rehabilitación en San Carlos de Apoquindo y aún no está claro si toma un cargo administrativo en el club.

Fernando Cordero: El Chiqui se siente a gusto en Universidad Católica y su deseo es continuar en el club. Tiene contrato hasta mediados de 2018 y ha manifestado que le gustaría prolongar su estadía más allá de dicha fecha

Álvaro Ogalde: Se perfila como tercer arquero para el 2018, ya que Miguel Vargas retornará desde Santa Cruz y Cruzados sólo fichará a un nuevo arquero si es que se marcha Cristopher Toselli. Eso sí, no se descarta que sea enviado a préstamo como sucedió en su momento con Manotas.

Benjamín Kuscevic: Es uno de los jugadores con mayor cartel de exportable en el actual equipo de la UC, de hecho hasta la poderosa Juventus lo habría tenido en carpeta, sin embargo el perder la titularidad en el segundo semestre de 2017 lo afectó en dicho rol. Tiene contrato vigente hasta diciembre de 2019.

David Llanos: Su escaso protagonismo a raíz de sus continuas lesiones durante el 2017 lo pueden llevar a salir de Universidad Católica, de hecho la dirigencia de Cruzados contempla enviarlo a préstamo. Tiene contrato hasta mediados de 2018.

Branco Ampuero: El refuerzo de mejor rendimiento durante el segundo semestre de 2017 fue cedido a la UC por Derpotes Antofagasta por un año y medio. El préstamo incluye una opción de compra y merced al buen desempeño del defensa, en San Carlos de Apoquindo contemplan cerrar esa compra cuando corresponda.

Jeisson Vargas: Llegó a mitad de año a préstamo por seis meses, con la idea que recuperara la continuidad que perdió en Estudiantes de La Plata. Montreal Impact, club dueño de su pase, y Sergio Gioino, su representante, pretendían que a esta altura estuvieran negociando con algún club del exterior, sin embargo su continuidad en Católica parece segura. Renovaría su préstamo por los próximos seis meses.

Carlos Espinosa: Cuando parecía que tenía todo listo para firmar en la Universidad de Concepción a mitad del año pasado cuando terminó su contrato con la UC, Cruzados logró un acuerdo con el experimentado volante. Su actual contrato expira a fines de 2018.

Diego Buonanotte: Pese a los graves problemas de salud que sufre su padre, el Enano ha dejado en claro que no piensa abandonar Chile. El mediocampista argentino ha remarcado su deseo por continuar en Universidad Católica y respetar su contrato que se extiende hasta junio de 2019.

José Pedro Fuenzalida: El Chapa renovó su contrato con la UC hasta mediados de 2019, después de recibir un ofrecimiento concreto por parte del Morelia de México. Pese a ello, el seleccionado chileno se ha mostrado abierto a estudiar opciones para volver a probar suerte en el extranjero.

Carlos Lobos: Tiene contrato vigente hasta fines de 2019 y su deseo es continuar en el club, sin embargo puede ser uno de los valores que la gerencia deportiva estime enviar a préstamo, para que gane minutos en otro club como los casos de los retornados Raimundo Rebolledo y Jaime Carreño.

Franco Costanzo: El veterano arquero finalizó su contrato con Católica y decidió retirarse de la actividad profesional. Desde Cruzados han expresado que desean contar con los servicios del argentino en otra área del club, pese a que el propio meta ha dicho que en primer lugar pretende desconectarse del fútbol.

Luciano Aued: A mediados de 2017 llegó como jugador libre procedente de Racing Club y firmó un contrato que lo vincula hasta fines de 2019 con Universidad Católica. No se moverá en este mercado, ya que está llamado a ser uno de los líderes del renovado plantel cruzado de 2018.

Germán Lanaro: Tiene contrato vigente con Universidad Católica hasta fines de 2018. Cabe recordar que su vínculo se extendió después de una controvertida negociación marcada por el presunto interés de Pablo Guede por sumarlo a Colo Colo a mitad de 2017.

Benjamín Vidal: Fue una de las inversiones más importantes de la UC durante el mercado de fichajes de mitad de año. En San Carlos de Apoquindo esperan que en 2018 el surgido en O'Higgins tenga mayor regularidad. Tiene contrato vigente hasta fines de 2020.

Juan Carlos Espinoza: Su paso por la Franja ha estado marcado por la irregularidad y las constantes lesiones. Durante el primer semestre de 2017 cambió aquel panorama y tuvo un rol protagónico, pero en el Transición reaparecieron los fantasmas. Cruzados pretende enviar a préstamo al lateral que tiene contrato hasta junio de 2019.

Stefano Magnasco: Era uno de los que se le podía catalogar como exportable, pero la pérdida de protagonismo durante el 2017 lo ha hecho perder bonos. Tiene contrato vigente y debería continuar en el renovado plantel cruzado

Ignacio Saavedra: En agosto pasado firmó su primer contrato como futbolista profesional, en una ceremonia en la que hicieron lo propio Brian Leiva, Ricardo Rodríguez y Manuel Reyes. Aún no debuta profesionalmente, pero debería seguir en la UC, pues se perfila como uno de los juveniles que puede ayudar a cumplir la regla de los Sub 20.

David Henríquez: Es un caso especial, porque si bien suma minutos y un gol en encuentros oficiales, más varias prácticas con el primer equipo de la UC, aún no firma su primer contrato profesional. Está llamado a seguir en la UC por el mismo motivo de Ignacio Saavedra.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo