Arley Méndez responde a las críticas: "Que entrenen y se pongan las pilas para ganar el premio"

El pesista chileno habló sobre el premio que recibió como el mejor deportista nacional del año y se refirió a las críticas recibidas por ganar siendo nacionalizado.

Por Diego Jorquera

En medio de la polémica, Arley Méndez fue elegido este martes por el Círculo de Periodistas Deportivos como el "Mejor de los mejores" del 2017, galardón entregado al mejor deportista del año y que el pesista se ganó tras haber conseguido tres medallas de oro en el Campeonato Mundial de Levantamiento de Pesas, en Estados Unidos.

Pese a sus méritos, donde también se suman las tres preseas doradas conseguidas en los Juegos Bolivarianos que finalmente le quitaron, las críticas de algunos deportistas no se hicieron esperar para el halterofilista de 23 años y apuntaron al hecho que es nacionalizado chileno, siendo Cuba su tierra natal. El hecho de que haya recibido el premio sin que su formación deportiva fuera en Chile no gustó a algunos ex atletas, tal como lo manifestó Sebastian Keittel.

Sin embargo, Arley Méndez, que hizo todos los trámites necesarios para ser parte del Team Chile, le quitó importancia a los cuestionamientos y manifestó su felicidad por estar defendiendo a Chile: "son deportistas (los que lo criticaron) que quizás piensan que uno viene a quitarles los méritos, pero yo me dedico a lo mío que es levantar pesas. Dios me dio la oportunidad de competir en el Mundial y ser el mejor del mundo, cada cual tiene que hacer lo mejor para su bien y para su país".

"Ya vendrán otros y los que hablaron, que entrenen y que se pongan las pilas para que puedan ganar el premio. Todos perseguimos el mismo objetivo que es ganar medallas de oro. Yo me siento chileno y hago lo mismo que todos ustedes, festejo las Fiestas Patrias, compito por este país y lloro cuando Chile lo hace, hasta me acostumbré a los temblores", bromeó Arley, quien, además, agregó que vivirá aquí "para siempre".

Sobre el galardón , el levantador de pesas comentó que "tenía la esperanza de salir, pero hay muchos deportistas muy buenos. Estaba un poco nervioso pensando si iba a salir o no, pero gracias a Dios se me dio la oportunidad a mí. Ya vendrán otros".

Finalmente, sobre las razones que lo llevaron al éxito, Méndez conluyó que "este año lo resumo en sacrificio, dolor y fe, porque eso es lo que te ayuda. A principio de año partimos con el sacrificio y dolor de sacar la nacionalidad, ayudado por diferentes políticos, hasta que llegamos a ese momento y se me dio la oportunidad de representar a Chile. La fe la veo reflejada en la obtención del Campeonato Mundial, junto con mucha alegría por ganar. He estado muy feliz hasta ahora".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo