Chile igualará su participación más baja desde que el Dakar llegó a Sudamérica

Con la entrada de Ignacio Cornejo, la armada nacional tendrá ocho pilotos en la competencia más dura del cross country. Los cuatro competidores en moto, dos en quad, y la misma cantidad en auto, igualarán la participación de 2017.

Por Gonzalo Pérez

Gonzalo Pérez Amar, enviado especial a Lima

La salida del Dakar de territorio chileno en 2016 ha generado una considerable baja en los pilotos nacionales que participan de la carrera off road más dura del planeta.

Es que la dificultad de conseguir auspicios para costear las altas cifras que implica competir y la poca visibilidad de la carrera cuando se corre fuera de Chile han sido factores fundamentales para esta disminución de participantes.

La baja se notó rápidamente en la primera edición sudamericana del Dakar que no tuvo a Chile en su recorrido. Después de siete años albergando la carrera, desde 2009 cuando arribó a Sudamérica, el gobierno tomó la decisión en 2016 de no invertir dinero para que el recorrido esté en nuestro país y la cifra de inscritos chilenos bajó a 14, muy lejos de los 29 que participaron en 2015.

Para 2017 esa cifra fue aún menor y llegó a los ocho nacionales inscritos. Una participación que, pese a lo baja, se coronó de la mejor forma con el podio obtenido por Pablo Quintanilla en la categoría de motos.

El panorama no mejoró con la tercera edición en que el recorrido no está en Chile y 2018 se iba a instalar como el año con menor participación chilena por los sólo siete inscritos que habrían. Sin embargo, a última hora esto cambió con la inclusión de Ignacio Cornejo, quien tomó el lugar del lesionado Paulo Goncalves en el equipo Honda HRC y elevó el número a ocho, igualando la cifra de 2017, las dos más bajas que ha tenido la armada nacional.

Números muy lejanos a los 39 competidores chilenos que hubo 2013, la participación chilena más alta desde que la prueba llegó al país, o los 30 que tuvo la versión 2014. Incluso, el 2009, el primer año que llegó el Dakar a Chile y donde aún la cultura de cross country era baja en nuestro país, tuvo más competidores (11) que las últimas dos ediciones.

Los números parecen no ser alentadores, pero con la carrera muy cerca de Volver a Chile para el 2019, las cosas pueden cambiar. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo