El juego de pies de Claudio Bravo fue vital en un Manchester City que no se cansa de ganar

El equipo del chileno ganó un luchado partido ante el modesto Bristol City, en la ida de las semifinales del certamen inglés.

Por El Gráfico Chile

Manchester City venía teniendo un andar casi perfecto en todos los torneos que está disputando, lo que ratificó en la ida de las semifinales de la Copa de la Liga, aunque sufrió ante el modesto Bristol City, que lo complicó en el Estadio Etihad, donde terminaron las cosas terminaron 2-1, gracias a Sergio Agüero.

En el equipo de Pep Guardiola jugó el arquero chileno Claudio Bravo, quien a la postre terminaría siendo vital, gracias a su eficacia a la hora de salir jugando con los pies.

La sorpresa se instaló en los 44 minutos, cuando Bobby Reid transformó en gol un lanzamiento penal. El chileno estuvo cerca de contener el disparo, pero no alcanzó gracias a la potencia del mismo.

A los 55' se equipararon las acciones, y Bravo tuvo mucho que ver en ello, porque encabezó un contragolpe letal de los ciudadanos, tras darle un pase preciso a Kevin de Bruyne, quien luego de una pared terminó anotando la paridad.

Cuando el partido ya se iba apareció el de siempre, Sergio Agüero, que con un cabezazo en los 92' provocó el desnivel para los celestes.

La revancha entre Manchester City y Bristol se jugará el próximo 24 de enero en el Ashton Gate Stadium.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo