Colo Colo disputará un nuevo amistoso en medio del "quiebre" entre Aníbal Mosa y Pablo Guede

Los albos se enfrentarán a Curicó Unido y el técnico quiere a los refuerzos que él pidió y no los que quiere el presidente de ByN.

Por Pedro Marín Roldán

Colo Colo disputará este sábado su último duelo amistoso antes de continuar con la pretemporada en La Serena. A partir de las 09:30 horas se medirán ante Curicó Unido en dos partidos de 30 minutos por lado, tal como ha sido la tónica de los compromisos "informales" que juega el Cacique en plena preparación para la temporada.

Sin embargo, el ambiente en el Monumental no está tranquilo y el técnico Pablo Guede está impaciente e incluso, un poco molesto con el presidente de Blanco y Negro, Aníbal Mosa por no contar con los refuerzos que él pidió.

Un mes ha pasado desde que el DT se fue de vacaciones y le dejó una lista al puertomontino con cinco nombres: Matías Fernández, Lucas Barrios, Carlos Carmona, Cristián Suárez y Bryan Carrasco y además, le pidió expresamente la contratación de Pedro Morales, quien estaba trabajando durante todo el 2017.

De los cinco jugadores, los dos primeros están descartados, con el tercero las conversaciones están estancadas por el Atlanta United que no quiere liberar al volante. Mientras que por el zaguero, Everton solicitó un millón de dólares, algo que fue rechazado por ByN y por el goleador del torneo de Transición, la dirigencia ni siquiera a consultado precio a Audax Italiano.

Y por si fuera poco, tras llegar de Argentina con el fracaso en las negociaciones con Barrios, Mosa declaró que "Morales no contaba con la calidad para reemplazar al Mago Valdivia en Colo Colo y que por lo mismo, no sería contratado".

Esta situación molestó aún más al técnico argentino, puesto que el volante conocía muy bien lo que quiere y tiene una buena relación con el plantel.

Tras la reunión de directorio que se llevó a cabo el jueves, el mandamás de ByN presentó un par de nombres, tres de los cuales le está imponiendo al técnico: Macnelly Torres, César Pinares y Francisco Silva.

El mediocampista colombiano es la obsesión de Mosa, pero Guede no lo considera como prioridad. Sí aprobó la llegada de Pinares, a quien lo ve como una variante en el mediocampo e incluso, por los extremos del ataque del Cacique.

Mientras que con el Gato fue claro: "Quiero a Carmona". El DT no está conforme con la demora en las contrataciones y lo ha dejado en evidencia en la pretemporada donde se ha molestado por situaciones mínimas, según cuentan desde el Monumental.

El "quiebre" también tiene afectado a Mosa. Si bien, el presidente aseguró que no tiene problemas con el técnico y que han hablado todos los días, su semblante no es de alegría y demuestra preocupación.

Para recomponer la relación, Guede le solicitó a los refuerzos que él pidió y en lo probable, que estén trabajando en la semana en La Serena y no esperar hasta la Noche Alba para presentarlos.

En Colo Colo la tranquilidad y alegría comienza a desaparecer y la inquietud y quiebre comienzan a marcar el inicio de los trabajos…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo