"Ganar el Dakar sólo depende de mí": Casale muestra los dientes para estar cada vez más cerca de un nuevo título

El Perro llegó tercero en la octava etapa, pero aprovecha los fallos de sus compañeros para aumentar su ventaja en la general. Ahora, a falta de cinco etapas, le saca una hora y cuarenta minutos a su más cercano perseguidor, el argentino Jeremías González Ferioli.

Por Gonzalo Pérez

Por Gonzalo Pérez Amar, enviado especial a Tupiza

Ignacio Casale se está tomando con calma las últimas etapas del Rally Dakar 2018. Luego de ganar las primeras tres especiales de forma consecutiva para marcar diferencias con sus rivales y quedar como líder de la general, el Perro sabe que puede tranquilizarse en la recta final si quiere mantener el primer lugar para sumar su segundo título en quads.

Por eso, desde que empezó a sumar minutos de ventaja en el liderato, Casale no volvió a aparecer más como vencedor de una etapa y ha preferido no arriesgar para mantenerse en el primer lugar. El panorama se repitió en la octava especial corrida este domingo, donde el piloto nacional arribó en el tercer lugar del recorrido entre Uyuni y Tupiza.

 

Pese a que no ha vuelto a ganar una especial, los problemas de sus rivales, que, incluso, incluyen el retiro del actual campeón Sergei Kariakin, y su constante buen ritmo le han permitido tener una extensa ventaja en la general, que lo tienen en el primer lugar a una hora y cuarenta minutos de su más cercano perseguidor, el argentino Jeremías González Ferioli.

Ahora, la estrategia será cuidar hasta llegar al podio en Córdoba, donde Ignacio Casale espera subirse en el primer lugar: "estamos primeros en la general y ganar el Dakar depende sólo de mí, de no mandarme condoros, de no saltarse un waypoint, de no tener accidente, y roimper la moto. Vamos a tener que correr con más cabeza que nunca. Quiero ganar el Dakar y siento que puedo hacerlo".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo