La resignación de Pablo Quintanilla: "Estoy muy frustrado, mi objetivo se terminó"

Luego de los problemas sufridos en la octava etapa, Quintafondo reconoce que se despide de la opción de ganar el Dakar.

Por Gonzalo Pérez

Por Gonzalo Pérez Amar, enviado especial a Tupiza

Pablo Quintanilla llegaba al Dakar 2018 con el gran objetivo de ser el campeón de las motos. Luego de conseguir el bicampeonato mundial en el Rally Mundial de Cross Country, los pergaminos de Quintafondo eran suficientes para alzarse como favorito.

Sin embargo, la carrera más dura del planeta le jugó una mala pasada al sanantonino y este domingo se despidió de la opción de conseguir el título. Pese a que no había tenido un inicio fácil por los problemas mecánicos en la quinta etapa, el chileno estaba decidido a atacar para iniciar su repunte y eso hizo en la octava etapa, que comprendió un recorrido entre Uyuni y Tupiza.

Aunque estaba cumpliendo su objetivo y estaba metiéndose entre los primeros lugares del día, un nuevo problema mecánico lo hizo perder toda la esperanza.

En la mitad de la especial del día, Pablo Quintanilla perdió una tuerca en la rueda trasera y eso le significó que se le traba la cadena. Tras una hora de retraso, finalmente pudo seguir en carrera, pero llegó en el puesto cuarenta y en la general quedó duodécimo a una hora y veinticinco minutos del líder del Dakar, Adrien Van Beveren.

“Hoy fue una pesadilla para mí, había salido decidido a atacar y recuperar tiempo, iba todo bien hasta el kilómetro 220, donde perdí a tuerca de la rueda trasera y eso me trabó la cadena, me dejó casi una hora retrasado. De todos los días que he vivido en el Dakar, hoy fue uno de los peores. Me siento frustrado, porque hay mucho trabajo, dedicación y pasión, y cuando pasan este tipo de cosas se cae todo.

Completamente resignado y muy afectado por la situación, Pablo Quintanilla fue honesto para despedirse del título: “Mi objetivo (ser campeón) se terminó, ahora mi situación dentro de la carrera es seguir adquiriendo experiencia, sumando kilómetros de carrera. Mi objetivo está por completo anulado y es así nomás. Así son las carreras, a veces se gana y otras veces se aprende.

“La primera semana un conector de bencina me dejó 20 minutos atrás, perdiendo la posibilidad de liderar la carrera, y ahora una tuerca me deja sin opciones de estar en el podio. Se rompe por completo mi objetivo que era liderar la carrera y ganar el Dakar. Estoy un poco desilusionado de lo que ha pasado, de las situaciones que he vivido. Han ocurrido situaciones y factores externos a mí que me han impedido poder estar corriendo a mi cien por ciento”, concluyó.

¡
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo