Quintanilla aprovechó los errores de sus rivales para tener su mejor día del Dakar 2018 y renovar energías

El chileno, que se resignó a pelear el título tras los problemas mecánicos que sufrió en las etapas anteriores, quedó segundo en la décima especial de la competencia. Con esto, escaló del duodécimo al noveno lugar de la general, aunque aún muy lejos del líder.

Por Gonzalo Pérez

Por Gonzalo Pérez Amar, enviado especial a Belén

La décima etapa causó estragos en la categoría de motos. Si antes de la especial que recorrió desde Salta a Belén la clasificación general era liderada por Adrien Van Beveren y Kevin Benavides lo seguía muy de cerca a sólo 22 segundos, el panorama cambió completamente.

Mientras el francés de Yamaha sufrió una caída que le obligó a retirarse, el argentino de Honda se perdió junto a otros pilotos de punta y perdió largos minutos tratando de volver al recorrido. La situación fue aprovechada por Matthias Walkner, quien ganó la etapa y escaló al primer lugar de la categoría para sacarle casi 40 minutos de ventaja a su más cercano perseguidor, Joan Barreda Bort.

Otro que volvió a sonreír después de muchos días tras la décima etapa fue Pablo Quintanilla. Después de despedirse del título por los problemas mecánicos que sufrió con su motocicleta, Quintafondo tuvo su mejor día en el Dakar 2018 y llegó segundo en la décima etapa, a once minutos del piloto de KTM.

"Sabíamos que iba a ser una etapa difícil en la navegación, que habría muchos brazos de río. No tuve buen lugar de partida, me tocó polvo y me lo tomé con calma, me preocupé de hacer una buena navegación, bajé un poco mi ritmo porque sabía que era muy fácil cometer errores. Si subía el ritmo era muy poco lo que podía ganar y mucho lo que podía perder", dice el sanantonino al seguir el camino correcto para meterse al podio del día.

"Era clave la navegación y de los de adelante intentaron ir a un ritmo alto, al ritmo que veníamos corriendo en las otras etapas, pero hoy era riesgoso pensando en lo difícil que era la navegación. En esta geografía hay millones de ríos y una pequeña falla hace que te pierdas fácilmente", agrega.

Pese al segundo lugar, Pablo Quintanilla aún sigue lejos del nuevo líder de la clasificación general de motos, Matthias Walkner. Aunque subió del duodécimo al noveno lugar, su distancia para alcanzar al primer lugar es de una hora y 25 minutos.

Sin embargo, a Quintafondo se le renuevan las energías: "antes de ayer fue un mal episodio y son sensaciones que uno vive en la carrera, pero es parte de esto. Sólo quiero terminar de la mejor manera posible y seguir dando mi cien por ciento cada día".

"No está nada dicho y quedan las etapas más difíciles, cualquier cosa puede pasar. No doy nada por terminado hasta que cruce la meta. El ritmo de la carrera va muy alto y eso hace que los pilotos vayan exigiéndose al cien por ciento, así es fácil equivocarse, tal como pasó hoy día", concluyó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo