Las suspensiones y recortes de etapa favorecen a Casale para acercarse cada vez más al título

Las condiciones climáticas obligaron a cancelar la especial que correrían este jueves las motos y los quads. Además, este viernes se acortó la especial de 423 kilómetros a 369. El panorama es favorable para el Perro, pero no ayuda a los que aún soñaban con pelear el título en motos.

Por Gonzalo Pérez

Por Gonzalo Pérez Amar, enviado especial a San Juan

El Dakar está llegando a su fin y los competidores ya empiezan a sentir el cansancio de las horas sin dormir y los largos kilómetros que han recorrido para ya estar a sólo un día de arribar este sábado al podio en Córdoba.

Sin embargo, a poco de terminar el Dakar, los pilotos de motos y quads tuvieron un pequeño descanso con la suspensión de la duodécima etapa, que se correría este jueves. Primero, el pronóstico de malas condiciones climáticas había obligado a acortar la especial en casi cien kilómetros, ya que los helicópteros de seguridad tendrían problemas para seguir la carrera. Pero, luego de hablar con los competidores, la organización optó con la cancelación.

El panorama favorece a Ignacio Casale, quien está cada vez a menos kilómetros del título. El Perro, que lidera la clasificación general con más de una hora y media de ventaja, sólo está a dos etapas de ganar por segunda vez la categoría de quads. Además, este jueves, tras llegar al campamento recibió otra buena noticia al enterarse que el recorrido del viernes se había recortado de 424 kilómetros a 369 por el barro y el agua presente en sectores de la especial.

"Me ayuda mucho, como voy ganando en la general me conviene que suspendan estas etapas para evitar tener problemas y que me alcancen mis rivales que vienen muy fuerte", confesó Casale.

Pero, pese a que el Perro sonríe, la noticia de la suspensión y el recorte en las etapas de este jueves y viernes no dejó conforme a todos, ya que a Honda, por ejemplo, les quitó grandes posibilidades de recortar tiempo con el líder de las motos, el austríaco de KTM, Matthias Walkner, y ven cada vez más difícil ganar el Dakar.

El piloto Kevin Benavides fue uno de los que no estaba conforme con la suspensiín y expresó que "cuando se informó que íbamos a largar tras los autos y camiones dijimos que era peligroso y la decisión se tomó anoche en la reunión de pilotos. La idea era que la organización busque una alternativa para largar antes, pero no había forma porque estábamos más lejos y por eso no podíamos largar antes. Era un buen día para descontar".

Sin embargo, el team manager de Honda fue mucho más crítico que el piloto Kevin Benavides y Raúl Castells aseguró que "para nosotros, es una mierda (la suspensión). Si tomaron esa decisión será por razones de seguridad, pero en Honda nos perjudica. Si a tres días del final van recortando kilómetros, es muy difícil. Mañana (hoy) van a hacer más recortes, así que nos viene bastante mal".

Este viernes, cuando se reanude la carrera, los cuatriciclos tendrán una especial de 424 kilómetros entre San Juan y Córdoba, mientras que el sábado correrán 120 kilómetros en la ciudad del interior de Argentina. En estos recorridos, el piloto nacional sólo debe preocuparse de mantener su extensa ventaja y llegar sano y salvo al podio del sábado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo