El tremendo esfuerzo de Patricio Cabrera para terminar el Dakar con un brazo lesionado

El piloto nacional sufrió una dura caída a días de llegar a la meta, pero siguió adelante para terminar la competencia por quinta vez.

Por Gonzalo Pérez

Por Gonzalo Pérez Amar, enviado especial al Dakar

El Dakar 2018 fue considerada una de las ediciones más difíciles desde que la carrera llegó a Sudamérica en 2009. El retorno de las dunas peruanas, las duras condiciones climáticas de Bolivia, las largas especiales y el calor en Argentina, hicieron que el aniversario 40 de la carrera causara estragos en los pilotos.

Uno que sintió la rudeza del rally fue el piloto chileno Patricio Cabrera. El oriundo de Coyhaique sufrió una dura caída a pocos días de llegar a la meta en Córdoba y le provocó una lesión en el brazo izquierdo.

Con la zona del antebrazo completamente inflamada y llena de moretones que daban cuenta del accidente, Cabrera no se dio por vencido y siguió en competencia. La idea era sólo una: arribar al podio instalado en el centro cívico de la ciudad argentina.

Aguantando el dolor y manejando casi con un solo brazo, lo que lo obligó a bajar el ritmo, el nacional terminó el recorrido a puro corazón y lo hizo arribando en la posición 38 de la clasificación general.

“Estoy contento, cuando uno quiere las cosas se pueden. Hace tres etapas sufre una caída fuerte y estamos en la meta, era lo que queríamos y lo que buscábamos. Me tocó vivir un Dakar distinto, pero que me llena de orgullo. Muchos decían que me retirara, pero siempre fui optimista y supe que podía llegar. Nunca se me pasó por la cabeza abandonar”, dijo tras arribar a la meta.

Ahora, luego de terminar su quinto Dakar en seis participaciones que ha tenido, Patricio Cabrera volverá a Chile con el corazón hinchado tras su gran logro de terminar el Dakar lesionado y nada lo baja para el 2019.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo