¿Quién es Ricardo Lobos? La mano derecha de Aníbal Mosa que genera roces en Colo Colo

El gerente de Finanzas de Blanco y Negro suma varias polémicas, no es querido en el Monumental e, incluso, trata de manera soberbia a los jugadores. “Yo soy el que te paga el sueldo”, le dijo a un referente del plantel.

Por Pedro Marín Roldán

A mediados del año pasado, el presidente de Blanco y Negro, Aníbal Mosa, realizó cambios en la parte administrativa de la concesionaria y uno de los más importantes fue el del gerente de Finanzas, puesto que asumió Ricardo Lobos, amigo y mano derecha del empresario.

Mosa conoce desde hace años a Lobos, quien era el encargado de gestionar las finanzas de sus negocios en Puerto Montt. Por lo mismo, el mandamás lo llevó a ByN para poner orden en ese tema, algo que ha podido lograr, pero con grandes roces con los funcionarios e, incluso, con el plantel de Colo Colo.

Apenas llegó al cargo y se interiorizó de la situación financiara, comenzó a actuar. Hasta el momento, ha despedido a 18 funcionarios de distintas áreas, redujo el presupuesto y los trabajadores ya no realizan horas extras.

"Una de las primeras medidas que tomó fue cortar las horas extras. Eso nos afectó considerablemente, ya que los sueldos no son buenos y con ellas podíamos llegar bien a fin de mes", confiesa uno de los funcionarios a El Gráfico Chile.

Lobos también fue el encargado de planificar la pretemporada que se llevó a cabo en la Cuarta Región, donde los entrenamientos se realizaron en cinco lugares distintos: El Romeral, La Alpina, Serena Golf, Complejo El Llano y el estadio La Portada.

El plantel estuvo ocho días en la zona y trabajó en cinco lugares diferentes por un solo motivo: Lobos buscó que los campos de entrenamiento fueran más baratos y que tuvieran disponibilidad, ya que también se encontraban en esa ciudad Universidad de Chile y Unión Española. No quiso arrendar un solo sitio que fuera exclusivo para Colo Colo porque eso elevaba el presupuesto.

Esta situación molestó a los jugadores y lo dejaron en evidencia Esteban Paredes y Jorge Valdivia, quienes expresaron que en el club hacía falta una persona que supiera de logística.

Es más, según pudo averiguar El Gráfico Chile, no estaba contemplado que los integrantes del área de prensa fueran a la pretemporada, aunque finalmente Lobos les entregó un acotado presupuesto, que no incluía el traslado a La Serena y alojamiento, por lo que eso lo tuvieron que costear con los montos que les facilitó el gerente de Finanzas.

Quiebre con el plantel, demora en cancelar los premios y el bochorno de la Noche Alba

Tras volver de las vacaciones, se produjo un hecho que quedó marcado en el plantel y que generó la molestia de varios jugadores. Lobos, con su actitud de "soberbio", como es conocido en el Monumental, trató de muy mala manera a uno de los emblemas del club, a quien le dijo "yo soy el que te paga el sueldo".

Dicha acción contra uno de los referentes fue presenciada por varios jugadores y funcionarios del Monumental, y provocó que el plantel tomara distancia con Lobos, quien, de paso, no había cancelado los premios por ganar la estrella 32. Luego de darse a conocer la información de que esa recompensa no estaba pagada, el gerente de Finanzas viajó junto a Mosa a la Cuarta Región y se reunió con Paredes para saldar la deuda.

Si bien dicha situación fue desmentida por ByN con un comunicado y luego se subió una foto realizando una humorada, Lobos vivió un duro revés días después, con la cancelación de la Noche Alba.

Colo Colo tenía pronosticado llevar a cabo el tradicional evento el 23 de enero, pero un día antes, el Barcelona de Ecuador, el rival invitado, informó que no podía viajar a Santiago por problemas de logística.

¿Qué pasó realmente? Lobos les había conseguido pasajes a los ecuatorianos en dos vuelos comerciales, con largas escalas, situación que molestó a la dirigencia de ese club. En los últimos días previos al duelo contrató un chárter para evitar un bochorno, pero el avión no contaba con los permisos para aterrizar en Ecuador.

El lunes 22, en ByN estuvieron hasta las 23:00 horas tratando de solucionar la situación y "apagar el incendio", ya que a esas alturas, la molestia de los hinchas era muy grande, pero no pudieron conseguir los permisos y menos otro rival, por lo que una jornada que prometía ser de fiesta, terminó en un rotundo fracaso y no se llevó a cabo.

El problema que se avecina para la Copa Libertadores

Bolivia, Ecuador y Colombia serán los tres viajes que tendrá que hacer Colo Colo en la fase de grupos de la Copa Libertadores y Lobos ya está planificándolos, pero en el Monumental ya existe molestia, principalmente en la parte de utilería.

Según información entregada a este medio, Lobos quiere que la gente de utilería llegue el mismo día de los partidos a las ciudades donde se jugarán los duelos, no un día antes, como lo hará el plantel.

"Los viajes al extranjero serán un caos. No van a ir todos los que trabajan en utilería, sólo irán dos personas y no tendrán descanso. Le dijimos que ellos merecían estar antes, pero no quiere", reveló un funcionario.

Obviamente, Lobos ya tiene sus asientos reservados para dichos viajes, tal como lo tenía para Antofagasta. Sin embargo, el gerente de Finanzas finalmente no pudo concretar su traslado al norte, ya que fue a Argentina para ayudar a los familiares de las víctimas de la tragedia de la escuela de Colo Colo Lo Boza, donde fallecieron tres menores de edad. Mosa le dio la libertad para ir con "chequera abierta" y, de esa manera, cubrir los gastos que tendrán las familias.

En menos de un año, Lobos se ganó el rechazo de los funcionarios del Monumental y de los integrantes del plantel, quienes lo ignoraron en los festejos tras la conquista de la Supercopa, pese a que ingresó a la cancha a celebrar junto al presidente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo