Nicolás Jarry, tras la huella de Fernando González en el circuito ATP

El Príncipe volvió a poner el nombre de Chile en los cuartos de final de un certamen ATP, tras lo hecho por el Bombardero de La Reina en 2012.

Por Carlos Silva

La palabra recambio molestaba en el entorno del tenis chileno, sentían que le metían mucha presión a los jugadores emergentes, que tenían que llenar el hueco dejado por Marcelo Ríos, Fernando González y Nicolás Massú. Ese término ya no generará mucho ruido, porque el alza de Nicolás Jarry en el circuito viene a llenar ese vacío.

El Príncipe ya dio el salto. En su bitácora tiene jugados tres torneos de Grand Slam (Roland Garros, Wimbledon y Australia), un Masters 1000 (Miami), un ATP 500 (Río de Janeiro), y ahora se metió por primera vez a cuartos de final de un certamen ATP, al llegar a dicha instancia en Quito.

La historia dice que hace seis años que un jugador chileno no clasificaba a dicha instancia en un campeonato ATP, porque el último fue Fernando González, quien avanzó dos rondas en el ATP de Buenos Aires de 2012.

Aquella ocasión, el Bombardero de La Reina, que estaba en la última parte de su gloriosa carrera, jugó el campeonato argentino gracias a una invitación de la organización y la aprovechó, porque superó al español Albert Montañés y al también hispano Albert Ramos. Quedó fuera en cuartos al caer con David Ferrer, quien a la postre resultó campeón del evento.

Jarry ya sumó 45 puntos para el ranking ATP y este viernes saldrá a buscar las semifinales ante Roberto Carballés Baena (107º)… pero esa es otra historia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo