El renacido Plancha Bravo no se olvida de la UC: "Estaría hablando todo el día de lo que siento por Católica"

Fijo en el arranque de año en San Luis, el ex UC destaca la confianza que le ha brindado Miguel Ramírez en Quillota. Sobre el duelo ante la U, club en el que se formó y del que no salió de la mejor manera, dice que "no hay ningún rencor".

Por Pablo Serey Correa

A sus 24 años, Christian Bravo tiene varias aventuras que contar cuando de fútbol se habla. Jugó a nivel profesional por dos de los tres equipos más grandes de Chile, fue figura en un Mundial Sub 20, estuvo en dos clubes de Europa y suma títulos a nivel local. Ha vivido de las buenas y de las malas, por lo mismo, reconoce que hoy en día se encuentra en un "renacer" en San Luis de Quillota, cuadro en el que fichó en enero pasado y en el que se ha convertido en titular fijo en el arranque del Campeonato Nacional 2018.

Cuando Jorge Sampaoli estaba en la U, el Plancha emergía como una de las figuras de mayor proyección en el conjunto azul, sin embargo, con la llegada de Darío Franco al CDA, su suerte cambió: no le hicieron contrato como profesional y en condición de jugador libre, partió al Inter Zapresic de Croacia. Posteriormente fue adquirido por el Granada de España y ahí vio intensa acción en la filial, incluso, en uno de los dos partidos que jugó por el primer equipo se dio el lujo de enfrentar a Barcelona, con Alexis Sánchez en cancha.

A mediados de 2015 volvió a Chile, sumándose a la UC de Mario Salas, quien lo había tenido como pupilo en la Roja Sub 20 que compitió en la Copa del Mundo de Turquía 2013. En la precordillera comenzó bien, fue titular y valor importante en el título del Clausura 2015-16, pero después perdió protagonismo, al punto de casi no ver minutos. Su suerte no cambió mucho cuando a mitad de 2017 se fue a Unión Española, pero sí dio un vuelco en San Luis, donde hoy goza de un prometedor presente y se prepara para enfrentar este viernes al club que lo formó.

¿Cómo te has adaptado a San Luis?

La adaptación ha ido bien, estoy contento, trabajo con un técnico al que le gusta mucho ir hacia adelante y jugar por las bandas, eso me favorece mucho en mi juego.

Te toca estar con Miguel Ramírez, uno de los técnicos con mayor proyección del país. ¿Qué puedes decir de su trabajo?

Se nota que es un técnico que trabaja mucho, para mí es uno de los mejores con los que me ha tocado estar, se fija en todos los detalles, es súper profesional, si tiene que putearte te va a putear y eso es bastante bueno. Y lo que digo se nota en los resultados de San Luis y también en su manera de jugar, siempre ofensivo, presionando. Puede ir ganando 4-0 y va a querer buscar el otro gol. Por eso también digo que ese fútbol me favorece.

¿Qué te han parecido los ejercicios que ha llevado a cabo el cuerpo técnico de Ramírez para fortalecer la unión del grupo y el trabajo de equipo?

Obviamente que para lograr los objetivos tienes que tener bastante unión grupal y creo que ése es uno de los objetivos principales en San Luis, por eso siempre estamos haciendo actividades y eso es primordial para unir, porque al momento de salir a la cancha, ya hay otra disposición en pro del equipo. Eso es importantísimo para conseguir las metas que uno se propone.

¿Qué tiene de distinto San Luis como equipo respecto al resto de los elencos en los que has jugado?

Siempre hay algo distinto en todos los equipos. En Católica, por ejemplo, siempre está la presión de ganar, como equipo grande que es. En San Luis eso es diferente, aquí la gente es más de familia, te ayudan más, son más de piel. Yo tomo esto como un renacer, me siento bastante cómodo, creo que estoy con una confianza que no sentía desde hace mucho tiempo. Eso me tiene muy contento.

¿Cómo ha sido ese renacer?

Llegas acá y te dan una confianza que no sentía hace tiempo, es como la que sentí en Católica cuando jugué todo el campeonato y salimos campeones. Me estoy sintiendo bien, me encanta estar acá. Jamás pensé que iba a estar tan cómodo, son sorpresas que te da el fútbol. Donde tu jamás pensaste que ibas a estar, llegas y te sientes bien, más cómodo que nunca. Bien por la decisión tomada, estoy feliz y ahora a dar todo para entregarle buenos resultados a San Luis.

El Plancha no olvida su paso por San Carlos de Apoquindo El Plancha no olvida su paso por San Carlos de Apoquindo

¿A qué atribuyes esa pérdida de continuidad que sufriste desde mediados de 2016 en la UC y que también te afectó en Unión?

El fútbol es así, uno se topa con técnicos que te consideran, con otros que no y con otros que te llevan a la banca. Esto es así, uno tiene que acatar nomás. Y si ahora me está tocando jugar, tengo que dar el máximo, como lo entregaba cuando me tocaba entrar 10 ó 5 minutos. Uno como futbolista sabe que esto es así, no sirve de nada estar enojado si no te toca, siempre hay que trabajar de la misma manera. Ahora se me está dando la posibilidad y estoy contento, creo que lo he hecho de buena manera, pero más allá de eso, siempre estoy pensando en lo que se viene.

Y lo que se viene es la U. ¿Cómo proyectas ese partido?

Esta U juega totalmente distinto a cuando yo estuve ahí, pero se sabe que es un equipo que es luchador, que siempre está arriba. Nosotros vamos a ir a jugar de igual a igual, eso es importantísimo, no decaer y siempre estar presionando. Ha quedado demostrado cómo San Luis enfrenta este tipo de partidos. Lo hemos trabajado así y ojalá que nos vaya bien.

¿Sientes algo especial o distinto por enfrentar a la U?

No, para nada, eso ya está cerrado, ya me he enfrentado bastantes veces a la U, con la camiseta de Católica y también con la de Unión. No hay ningún rencor, no hay nada, uno nunca sabe las vueltas de la vida. El fútbol da muchas vueltas, no hay que tener rencor con nada. Lo tomo como un partido importantísimo y que como equipo lo queremos ganar. Personalmente, lo tomo de la misma manera como tomé el último partido ante Huachipato.

No puedo dejar de preguntarte por Católica. ¿Qué sientes a la distancia al ver y hablar de la UC?

Para mí Católica es mucho, estaría hablando todo el día de lo que siento por Católica, es un club que me dio mucho, me sentí totalmente valorado, jamás me faltó nada y más encima salimos campeones. Fueron muchas alegrías, muchas más que las tristezas, pero ahora estoy en San Luis, pensando totalmente en San Luis, al cien por este equipo para lograr los objetivos.

Ya que hablas de objetivos, ¿qué puede lograr San Luis en este 2018?

Podemos lograr estar arriba peleando, pero debemos ser constantes para eso. No puedo asegurar lo que pase en el futuro, pero por cómo estamos trabajando y con la disposición que tenemos como plantel, creo que podemos lograr grandes cosas que acá nunca se han logrado.

Con este renacer en San Luis, ¿cómo te proyectas en el mediano plazo?

Eso no lo sé, ahora solamente me dedico a jugar y pienso en San Luis. Ponerse a pensar en más adelante está mal, no está bien hacerlo, por eso sólo pienso en dedicarme a jugar, en entrenar al máximo y en dar el cien por cien. Después, si aparecen otras opciones, se verán en su momento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo