"El que más sabe de tenis argentino" anticipa la Copa Davis: "Éramos favoritos hasta que Jarry se pegó el salto"

Guillermo Salatino lleva más de 40 años cubriendo el torneo por países, por lo que quisimos conocer su opinión sobre la serie que se disputará en San Juan, entre el 6 y el 7 de abril. También recordó los "sillazos": "No tomemos al deporte de rehén por una estupidez".

Por Álvaro Alfaro

Guillermo Salatino es una eminencia del deporte de las raquetas al otro lado de la cordillera. “El periodista argentino que más sabe de tenis”, como lo calificó El Gráfico Argentina en el 2006, lleva más de 40 años cubriendo la Copa Davis.

Precisamente del torneo por países, donde el suyo recibirá al nuestro en San Juan entre el 6 y el 7 de abril, fue sobre lo que quisimos preguntarle. Y, cómo no, conocer su opinión respecto al Nico Jarry, quien por estos días ilusiona a Chile con revivir glorias pasadas.

¿Cómo crees que viene el equipo chileno de Copa Davis para enfrentar la serie ante Argentina?

Me parece que Chile viene muy bien. Nicolás Jarry está pasando por un momento de gran confianza y es un jugador que tiene muchas condiciones. Además, tienen un gran dobles y supongo que Christian Garín jugará el otro punto. Si bien no ha explotado, tiene todas las condiciones para ser muy bueno. Me parece que es un equipo importante, muy sólido y que está en buena forma.

Jarry ya está entre los 100 mejores del mundo. ¿Cuánto le puede beneficiar esto para la serie?

Yo no creo en los rankings para la Davis, para mí no se respetan ahí. Es absolutamente relativo, porque el ranking se logra en el circuito y la Copa es como si fuera otro deporte. Desde lo mental, hay jugadores que son mucho mejores en una u otra instancia. Por ejemplo, Argentina tiene un jugador como Leo Mayer, que aunque no esté jugando bien en los torneos, por la Copa Davis siempre lo hace bien. Hay algunos a los que les cuesta más jugar de local y a otros no. Si fuera por el ranking, Garín no tendría ninguna posibilidad contra los argentinos, pero son partidos parejos.

Chile y Argentina vuelven a enfrentarse por primera vez desde la recordada serie de los “sillazos”. ¿Habrá un clima caliente en San Juan?

Yo quisiera creer que no, eso fue una excepción. Disfrutemos de un enfrentamiento deportivo y, por favor, seamos inteligentes y sensatos, no tomemos al deporte de rehén por una estupidez que pasó un día. Yo estaba al lado del padre de (Mariano) Zabaleta cuando le partieron una silla en la cabeza, 12 puntos le dieron. Fue una tontería que se dio entre jugadores que, además, eran amigos entre sí. Yo soy amigo de Jaime Fillol y del Pato Cornejo, jugué con ellos toda la vida y cada vez que voy a Chile, me atienden de maravilla. La rivalidad debe ser sólo deportiva.

San Juan tiene un nivel sobre el mar similar al de Santiago. ¿Qué opinas que la Asociación Argentina de Tenis haya elegido a esa ciudad? ¿Podría ayudarle a Jarry?

Yo creo que 600 metros no cambian nada, los jugadores son profesionales y están acostumbrados a jugar en todos lados. Si uno dice Quito, que son 2.000 y pico, es otra historia. Ahora, yo no hubiera elegido a San Juan por la proximidad con Santiago, porque están cerca y es más fácil para los chilenos que ir a Buenos Aires. Leo Mayer, por la altura, no saca más despacio que Jarry, así que no cambia demasiado.

Argentina ganó la Copa Davis en el 2016. ¿Es favorita para quedarse con la serie?

Era favorita hasta hace muy poco tiempo, cuando Jarry no se había pegado el salto que se pegó en el último año. Hoy todavía puede tener un poco de ventaja, porque tiene más jugadores y más opciones, ya que en singles están (Diego) Schwartzman, (Guido) Pella, (Federico) Delbonis, Mayer y (Nicolás) Kicker, ahí hay cinco que son muy buenos. Tiene buenos doblistas también, como (Andrés) Molteni, (Máximo) González y (Guillermo) Durán, pero yo tengo una frase: “No hago pronósticos, hago análisis”. No conozco a nadie que se haya hecho rico con las apuestas, en el deporte no hay lógica. Hemos perdido con casi cuatro Top 10 contra Eslovaquia en el 2005, que tenía uno solo, Dominik Hrbaty, mientras que nosotros teníamos a (Guillermo) Coria, (David) Nalbandian, (Gastón) Gaudio y (Mariano) Puerta, y el suplente era (Guillermo) Cañas, que estaba por ahí. No se puede hablar de favoritismo.

Schwartzman está en el mejor momento de su carrera. ¿Cuánto le puede influir en su rendimiento en la Copa Davis?

Schwartzman no ha jugado bien en la Copa Davis, pero está en un muy buen momento de confianza. Aún faltan algunos torneos importantes y pueden pasar muchas cosas, porque una victoria te puede tirar para arriba y una derrota para abajo. Argentina tiene más cantidad de jugadores en un mismo nivel y él teóricamente debiese ganar sus dos partidos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo