La revancha de los rezagados de Salas en la UC de Beñat San José

Así como el vasco ha prescindido de valores que antes eran protagonistas, también ha echado mano a jugadores que estaban postergados.

Por Pablo Serey Correa

El desembarco de Beñat San José en San Carlos de Apoquindo ha implicado numerosos cambios en la estructuración de plantel de Universidad Católica. Jugadores que durante la era Mario Salas gozaban de protagonismo pasaron a zona de postergación y, en contraparte, futbolistas que estuvieron rezagados en el tiempo del Comandante se han convertido en piezas importantes para el vasco.

De dicho modo, Carlos Espinosa tuvo que partir a Curicó Unido y Stefano Magnasco se quedó en la precordillera, pero asumiendo que deberá dar pelea desde atrás para poder ganarse una oportunidad. En la vereda contraria, en tanto, caminan, hoy por hoy, David Llanos, Jaime Carreño, Diego Rojas y Germán Voboril.

Entre los ex rezagados, el caso que más destaca es el delantero David Llanos. Pretendido por Beñat en su época a cargo del Bolívar, el formado en Huachipato venía de un 2017 muy amargo, en el que las continuas lesiones y la preferencia de Mario Salas por otros jugadores le impidieron tener un rol relevante en cancha, sumando sólo nueve partidos y anotando dos goles. Hoy es el centro delantero titular y en 4 encuentros disputados lleva 2 tantos.

San José ha reconocido que ha tenido varias conversaciones a nivel individual con el atacante de 28 años para así recuperar su mejor versión. "Por mucho que valores a un jugador, el hecho de que no esté jugando pone una incógnita. Yo quería darle la chance de que se pudiera mostrar, que se pudiera expresar en la cancha y desde el primer día fue un jugador muy serio, con un hambre muy grande de querer volver al equipo, de quedarse en Católica. Él valora mucho al club y siente mucho esta camiseta", explicó el DT.

De regreso en San Carlos

Diego Rojas volvió para convencer / imagen: Agencia UNO Diego Rojas volvió para convencer / imagen: Agencia UNO

Los casos de Jaime Carreño y Diego Rojas son similares. En su respectivo momento, los dos se ganaron la titularidad con Salas en el banco, sin embargo el mismo Comandante decidió prescindir de ellos y los envió a préstamo: el primero tuvo un fructífero paso por Everton en el segundo semestre de 2017, mientras que el segundo vivió una cesión marcada por las lesiones y la poca continuidad en Viña del Mar durante la temporada 2016-2017, pero recuperó la actividad en Palestino en la segunda mitad del año pasado. Así convencieron al nuevo técnico de su retorno a San Carlos de Apoquindo y se han ganado un lugar.

Carreño ha sido titular en 3 de los 4 partidos que la UC de Beñat ha disputado en el Campeonato Nacional 2018, conformando dupla con Luciano Aued en el centro del campo. Rojas, en tanto, sólo estuvo desde el arranque en el triunfo 1-0 sobre Everton en Sausalito (siendo una de las figuras más destacadas de dicho compromiso), pero se ha convertido en primera alternativa de cambio, siendo su permanencia en la UC versión 2018 uno de los detonantes de la salida del experimentado Carlos Espinosa.

Caso aparte es el de Germán Voboril. El lateral argentino, que llegó a mediados del año pasado para cubrir la baja de Alfonso Parot, jugó 9 partidos en su primer semestre en Católica con Salas como DT. Sin embargo, su nivel fue poco convincente. Con Beñat ha tenido una evidente alza en su juego, sobre todo en el plano defensivo.

"Es un jugador muy profesional, un lateral izquierdo con mucho oficio, tiene calidad, tácticamente es muy bueno, de los mejores, nos ha dado mucha solidez en la defensa", sostuvo San José sobre el carrilero que fue titular en 3 de los 4 lances de la Franja en lo que va de torneo.

La UC de Beñat San José viene con revancha.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo