Colo Colo rescató un punto de oro en la altitud ante Bolívar y vive en la Libertadores

El Cacique soportó la presión del cuadro boliviano y logró un importante empate 1-1 en el Hernando Siles. Octavio Rivero marcó el tanto albo.

Por El Gráfico Chile

Por Pedro Marín Roldán, enviado especial a La Paz

Colo Colo empató 1-1 con Bolívar y mantuvo sus chances vivas en el grupo 2 de la Copa Libertadores 2018, especialmente tras la derrota en el debut ante Atlético Nacional en el estadio Monumental.

La previa de la visita del Cacique al estadio Hernando Siles por la Copa Libertadores, había estado plagada de noticias negativas. Al escándalo protagonizado por Aníbal Mosa en Calama, se sumó la baja de Jaime Valdés por un cuadro viral, por lo que el Pajarito no viajó a La Paz.

Las malas nuevas se extendieron a la cancha, ya que los chilenos tuvieron un primer lapso complicadísimo. No había pasado ni siquiera un minuto cuando el travesaño salvó a Agustín Orión, después de un remate de Juanmi Callejón.

El Cacique no podía cruzar la mitad del campo y la Academia llegaba por todos lados. Por eso, el arquero albo, en su afán de enfriar las acciones, se ganó una amarilla por hacer tiempo cuando apenas iban 16 minutos, mientras que a los 22’ contuvo un disparo de Marcos Riquelme.

Pero el asedio local seguía con pelotas al área y, en una de ésas, Julio Barroso la tocó con la mano -a lo Marcelo Díaz ante Bolivia por las últimas Eliminatorias- y el árbitro argentino Darío Herrera cobró un dudoso penal. Desde los 12 pasos, tal como contra la Roja, Juan Carlos Arce, a los 38’, convirtió tras resbalarse y pegarle al balón con las dos piernas, generando los reclamos visitantes, que no encontraron respuesta en el juez.

El equipo de Pablo Guede no jugaba a nada, pero apareció uno que suele hacerlo en los momentos difíciles. A los 43’, luego de un tiro de esquina, Octavio Rivero se despachó un derechazo rasante para anotar el empate con el cual se fueron al descanso, un marcador generoso para lo mostrado por el elenco criollo hasta entonces.

Mejor parados

La segunda parte arrancó diferente. Colo Colo se paró mejor en el césped paceño y, de hecho, pudo ponerse rápido en ventaja con un remate de Claudio Baeza, que despejó con complicaciones el arquero Romel Quiñónez.

Sin embargo, los albos comenzaron a sentir el esfuerzo hecho en la altura y Guede tuvo que empezar a meter mano. El primero en salir fue Nicolás Orellana, quien fue reemplazado por Benjamín Berríos.

A los 73’, Riquelme tuvo el 2-1 para el anfitrión, pero el travesaño otra vez estuvo del lado de Orión. Se mantenía la igualdad en el Hernando Siles.

Un extenuado Jorge Valdivia fue el segundo en caer. El Mago salió y le entregó la jineta al primer capitán, Esteban Paredes, guardado para encarar los últimos 10 minutos.

No obstante, no hubo grandes chances, ni para el Tanque ni para nadie, y se terminó sentenciando un empate que dejó a ambos con vida en el Grupo 2 de la Libertadores. Si el punto fue bueno, se sabrá cuando se acabe esta fase.

El Cacique recibirá en la próxima fecha al Delfín, mientras que el Bolívar hará lo propio con Atlético Nacional, los dos encuentros a disputarse el 5 de abril.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo