El evidente quiebre del camarín y los nuevos liderazgos generan ruido entre ex seleccionados de la Roja

Fabián Estay, Juvenal Olmos y Fernando Astengo saben de memoria cómo es convivir en un camarín nacional. El nuevo ciclo les preocupa y no es para menos, considerando las últimas novedades. "Vidal y Medel eran la comparsa de Bravo, pero ahora vamos a ver cómo lo hacen, porque ahora serán ellos los que tendrán que salir a dar la cara”, afirman.

Por Rodrigo Realpe

La ausencia de Claudio Bravo comenzó a penar fuerte en el camarín de la selección chilena. La automarginación del portero del Manchester City ha generado opiniones distantes dentro del vestuario de la Roja. El quiebre existe, y todos lo evaden.

El primero en pegar un palo fuerte a la decisión de Bravo fue Arturo Vidal en Instagram. “Lo más hermoso del fútbol es vestir la camiseta de mi país!! Ahora juntos a trabajar más fuerte que nunca para volver a colocar a nuestra selección donde se merece (sic)”, escribió el volante del Bayern Munich.

Horas después fue Pedro Pablo Hernández el que sacó la voz, reconociendo que la ausencia del golero no los tiene bien. “Claudio (Bravo) es una pieza clave, lleva muchos años en la Selección. Si no se encuentra acá, nos desvía un poco del tema que son los partidos amistosos”.

La división existe, pero la mayoría de los jugadores no la enfrenta públicamente. En el medio futbolístico, y quienes conocen cómo es un camarín de selección, el tema no es indiferente. “Es evidente que hubo un quiebre tras la eliminación del Mundial con las declaraciones de la señora de Bravo, pero él como capitán y responsable de su familia debería hablar, aclarar lo que pasó y borrón y cuenta nueva”, propone el ex 10 de la Roja, Fabián Estay.

Para Fernando Astengo el silencio responde a la naturaleza de los futbolistas. “Cuando hay este tipo de problemas generalmente los futbolistas arrancan, lamentablemente es así. Ninguno quiere tener problemas, ellos no se meten, yo lo viví. Y es que si después hablan les puede salir peor, porque no va a faltar el día que a quien criticó le diga ‘oye y tú por qué dijiste esto’”.

El ex entrenador de la selección, Juvenal Olmos emplaza a Bravo a “levantar el teléfono”. “Chile no puede darse el gusto de dejarlo fuera, se equivocó eso está claro, hay un quiebre pero también hay mucha gente madura que pueda dar un paso adelante, levantar el teléfono, llamar y decir ‘oye conversemos para que arreglemos esto’”.

Los nuevos ¿liderazgos?

La capitanía de Gary Medel cae de cajón en los amistosos frente a Suecia y Dinamarca. El Pitbull ya se ha puesto la jinete anteriormente y junto a Arturo Vidal, asoman como los nuevos líderes en el arranque de la era de Reinaldo Rueda.

Pero las nuevas voces de mando al interior del vestuario generan ruido en el medio. "Son dos tipos líderes que conocen perfectamente el camarín lo pueden manejar de buena manera, pero el principal conductor será Rueda, él deberá definir cada personaje de los jugadores que tenga”, advierte Fabián Estay, quien desde México recalca que “a la selección se va por pocos días, así que tienen que conversar y fijarse las metas pronto”.

El “León” Astengo va más allá y hace un análisis más agudo. “Gary (Medel) y Arturo (Vidal) pueden asumir un liderazgo futbolístico, pero ser líder de verdad significa otra cosa, porque hay que lidiar con los dirigentes, transmitir lo que el resto de los jugadores piensa. Ellos (Vidal y Medel) eran la comparsa de Bravo, pero ahora vamos a ver cómo lo hacen, porque ahora serán ellos los que tendrán que salir a dar la cara”, advierte el ex subcampeón de América.

El actual comentarista Juvenal Olmos también golpea la mesa. “Yo creo que los liderazgos no se entregan ni regalan tan fácilmente. No sé si vaya a ser Vidal o Medel, quizás Medel por su personalidad, pero también tengo entendido que es Beausejour quien también ordena, pero bueno, como sea, yo espero que la ausencia de Bravo no pase más allá de estos dos partidos. Espero que las cosas se solucionen”, remata.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo