Chile mostró destellos de su luz pero no salió del cero ante la mundialista Dinamarca

La Roja de Reinaldo Rueda terminó invicta en su gira por Europa, y empieza a tomar la mano del entrenador colombiano, pensando en el futuro.

Por Carlos Silva

Chile tiene futuro. La Roja terminó su gira por Europa de manera invicta, luego de empatar su segundo partido amistoso ante Dinamarca en la fría ciudad de Aalborg, donde los goles no llegaron y fue un frío 0-0.

Reinaldo Rueda decidió hacer modificaciones en relación al duelo con Suecia, donde la más resonante fue la aparición de Gary Medel como volante de contención, lugar que no ocupaba en la Roja desde el partido amistoso ante Serbia en 2012, el último choque de Claudio Borghi en la banca nacional.

En los primeros minutos de juego Chile se mostró mucho mejor, con Alexis Sánchez moviéndose por la izquierda y buscando siempre a Nicolás Castillo, quien fue el 9 titular en desmedro de Eduardo Vargas.

La primera aproximación fue un centro pasado de Paulo Díaz (entró por Mauricio Isla en el equipo estelar), que el meta Kasper Schmeichel rechazó con problemas. Mientras que la mejor fue un cabezazo de Pablo Hernández que el propio meta de Leicester mandó al travesaño.

Los locales empezaron a jugar mejor con el pasar de los minutos, y fue así como Andreas Cornelius quedó mano a mano con Johnny Herrera, pero le dio pésimo en pleno corazón del área. Se fueron a descansar en blanco.

Castillo Castillo no pudo anotar / AgenciaUno

Complemento en blanco

Como buen amistoso, en la segunda parte el duelo se desdibujó con las modificaciones que hicieron ambos entrenadores. Por la parte de Chile, Rueda mandó a la cancha a Miiko Albornoz (por Jean Beausejour), Diego Valdés (por Ángelo Sagal), Erick Pulgar (por Pablo Hernández) y Martín Rodríguez por Alexis, quien una vez más se dedicó más a pelear que a jugar.

Cuando el reloj decía que iban 77 minutos, fue la mejor ocasión de los daneses. El volante del Ajax Lasse Schone mandó un tiro libre hermoso que dio en el vertical de Herrera, quien pese a estirarse, nada podía hacer. Era golazo, pero el caprichoso poste dijo que no.

La última carta de Rueda nuevamente fue el ingreso de Marcos Bolados, el goleador ante Suecia, quien ocupó el puesto de Arturo Vidal, el mejor de Chile en la gira europea, pero esta vez el puntero de Universidad Católica no pudo anotar.

El próximo desafío para Chile es un amistoso con Polonia antes del Mundial, que le sirve al nuevo DT de la Roja como preparación para la Copa América de Brasil 2019.

Así vivimos el minuto a minuto

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo