Emotivo mano a mano con Diego Buonanotte: "A veces me dan ganas de dejar todo y largarme a llorar"

El Enano se desdobla para cumplir con la UC y con su padre, quien está en coma. Cuenta cómo es su rutina desde hace cinco meses, con viaje todas las semanas a Buenos Aires incluido.

Por Pablo Serey Correa

Desde noviembre del año pasado, cuando su padre, Mario, quedó en coma producto de un accidente cerebrovascular, Diego Buonanotte casi no tiene tiempo libre.

Apenas termina un partido de la UC, el talentoso enganche viaja a Buenos Aires para cuidar a su progenitor, clave en su carrera futbolística.

"A veces me dan ganas de dejar todo y largarme a llorar, pero no queda otra, hay que tirar para adelante y luchar, la vida es así, son golpes, son obstáculos y hay que superarlos", expresa el Enano.

En un emotivo mano a mano, el volante nos cuenta en detalle cómo ha sido su sacrificada rutina durante estos cinco meses.

Para leer la entrevista completa, puedes comprar desde hoy en los quioscos la nueva edición de lujo de la Revista El Gráfico por sólo 3.000 pesos.

Buonanotte La sinceridad del argentino / Diseño: Alejandra Pozo
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo