Canelo Álvarez renuncia a la revancha contra Golovkin a la espera de sanción por dopaje

El luchador mexicano anunció que no va a combatir ante el kazajo en Las Vegas, ya que seguramente será castigado por el uso de clembuterol.

Por El Gráfico Chile
{literal}

Saúl “Canelo” Álvarez desistió a la pelea del próximo mes por el centro mediano contra Gennady Golovkin, después que el ídolo mexicano diera positivo por una sustancia prohibida.

La pelea del 5 de mayo en Las Vegas hubiera sido la revancha del empate que protagonizaron el pasado septiembre.

Pero el 5 de marzo, la empresa promotora de Álvarez, Golden Boy Promotions, anunció que el mexicano arrojó positivo dos veces por clembuterol en febrero. Atribuyeron el positivo al consumo de carne contaminada, y Álvarez aceptó someterse a controles sorpresa.

Era poco probable que la Comisión Atlética del Estado de Nevada hubiera dado al aval al combate tras suspender provisionalmente a Álvarez, quien se expone a una sanción más severa. Álvarez debe comparecer ante una audiencia de la comisión el 18 de abril para responder a los dos positivos.

El presidente de Golden Boy, Eric Gómez, dijo el martes que los promotores le indicaron a Álvarez que lo más seguro era que no iba a recibir el visto bueno para pelear el 5 de mayo.

"Vamos a cancelar la revancha planeada con Gennady Golovkin el 5 de mayo", adelantó Gómez. "En este momento hay una audiencia para el próximo 18 de abril con la Comisión y desafortunadamente no habrá tiempo material para promover la pelea".

Gómez adelantó que el combate podría ser reprogramado para agosto o septiembre de acuerdo a lo que defina la comisión de Nevada.

"Quiero agradecerles el apoyo a todos durante estos momentos. Jamás ensuciaría mi carrera, estoy tranquilo y estoy orgulloso de lo que he hecho en toda mi carrera, y nunca he ingerido ninguna sustancia ilícita", dijo Álvarez, muy golpeado.

"Lamento que haya dudas hacia mi carrera, quiero ofrecer una disculpa por todos los inconvenientes que esto ha traído. Aún no siendo intencionalmente me llega una sanción y lo respeto, esto me pesa mucho. La revancha tendrá que esperar y estoy decepcionado y triste porque me he estado preparando para esta pelea tan dura, para demostrar que soy el mejor peso medio del mundo", indicó.

Además, Álvarez adelantó que acatará lo que defina la Comisión de Nevada, convirtiendo la vista disciplinaria en el anuncio de las sanciones.

"Me pesa mucho que por la manera como se ha manejado el asunto mi nombre se vea manchado. Tendré que tomar precauciones para mi futuro. Soy un peleador limpio. Estoy tranquilo y con la frente en alto. Acataré todo lo que diga la Comisión de Nevada", indicó.

 

{/literal}
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo