Columna de Colo Colo: El Mes Colocolino

Inicia un mes clave para el Cacique, que cumplirá un nuevo aniversario, donde jugarán el Superclásico contra la U y el duelo con Delfín por la Libertadores.

Por Columna del Lector

Por José Miguel Sanhueza (@albohemio)
Colo-Colo de Todos (@colocolodetodos)

¡Hasta que por fin llegó abril! Tras un cierre de marzo muy acontecido entre una increíble derrota ante la Universidad de Concepción y una trastienda dirigencial tan pequeña en lo sustantivo como exagerada en su alcance mediático, por fin llegó el mes colocolino. Ese mes que todos los años nos recuerda el Empuje y Coraje de un puñado de rebeldes que bien podrían haber agachado el moño en el amateur Magallanes, bien podrían haberse ido por separado a probar suerte a otros clubes, o simplemente a ejercer como profesores, dedicarse a sus familias, o a cualquier otra cosa. Y que, en cambio, optaron por fundar el que hoy es el Club y la institución civil más grande e importante de Chile, “lazo permanente de indestructible unión” como bien la describiera nuestro mártir fundador.

Como buen mes colocolino, abril llegó con la marraqueta debajo del brazo. Aunque técnicamente corresponde al 31 de marzo, es imposible no contar el fundamental triunfo obtenido en la cancha frente a Universidad Católica, para alegría de la mitad más uno del país y la desdicha del puñado de hinchas cruzados que pudo asistir al Estadio Monumental sin ser detenidos por Carabineros a cincuenta cuadras a la redonda por cometer el único delito de vestir la camiseta de su club -ni perdón ni olvido a aquel indignante 16 de octubre de 2011-.

Más allá de la porfía de algunos medios en catalogar el triunfo como “polémico” -categoría que no existió en ningún titular tras el insólito partido con la U penquista-, el resultado respondió e incluso se quedó corto a la luz de lo ocurrido en la cancha. Colo-Colo demostró en lo táctico, en lo físico, lo individual y en la actitud haber entendido mucho mejor el partido que se jugaba frente a una Católica inexpresiva, mezquina y que demostró escasos recursos tanto anímicos como futbolísticos para hacerle frente a la primera situación adversa que se le presenta en el campeonato.

No fue, sin embargo, la única alegría deportiva de la semana. La rama femenina del vóleibol del Cacique consiguió dos trofeos en la Copa Mortem disputada en San Bernardo, tanto en sus categorías sub 19 como adulta, siendo esta última el primer trofeo levantado por el plantel de honor luego de la reconstitución de la rama encabezada por el Club Social y Deportivo Colo-Colo desde octubre de 2016. Mismo Club Social que también el día lunes inauguró su nueva oficina de socios, habilitando así un espacio mucho más confortable para el desarrollo de su quehacer cotidiano y sus labores de prensa, para la atención más expedita hacia su gente, y para el desarrollo de reuniones y actividades para las comisiones y agrupaciones de hinchas organizados que así lo soliciten. Ambos hitos representan pasos importantes de un Club que, aunque le pese a quienes han hecho y hacen todo por destruirlo, sigue conquistando espacios, derechos y dignidad para su gente.

Sólo queda esperar que este mes siga siendo generoso. Por lo pronto mañana jueves no es misterio para nada la magnitud e importancia del partido que nos jugamos en la Copa Libertadores de América. La rebeldía que evoca el mes de abril debe ser también asimilada por jugadores y cuerpo técnico para dejar la vida en la cancha y cosechar tres puntos indispensables para seguir en la lucha, frente al subcampeón ecuatoriano Delfín que lamenta la baja de su principal figura –la “Tuka” Ordóñez- pero que igualmente anticipa un juego rocoso y físico de esos con los que el Cacique se ha sabido complicar en algunos pasajes de su historia más reciente. En nuestra casa, con nuestra gente y en nuestro mes, este jueves tenemos que ganar.

Pero antes, hoy miércoles, comienza también otro desafío histórico para el fútbol chileno que nos interpela también como colocolinos. Frente al combinado de Paraguay la selección nacional dará por inaugurada la Copa América Femenina de fútbol a disputarse en nuestro país. La ilusión es grande respecto de lo que pueda entregar la llamada “generación dorada” del balompié femenino criollo, y vaya que ha tenido que ver Colo-Colo en aquella generación. Son ni más ni menos que 12 de 22 seleccionadas las que visten o han vestido nuestra gloriosa camiseta, protagonizando los trece campeonatos nacionales obtenidos desde 2010 hasta ahora, las tres finales de América perdidas y aquella histórica Copa Libertadores del año 2012 que convirtió junto con Santos de Brasil en los únicos equipos que se han alzado con la gloria continental en fútbol femenino y masculino. Que sigan dándonos alegrías y remeciendo las conciencias de un país y un medio futbolístico que todavía se resiste tan porfiadamente a hacer partícipe a más de la mitad de nuestra sociedad.

Nos hemos visto y nos seguiremos viendo este mes en el estadio, velatones, cicletadas, campeonatos, conversatorios, y tantas otras actividades. Que todos nuestros deportistas y nuestra gente, mujeres y hombres, jóvenes y viejos, de Arica a Magallanes y también a lo largo del mundo, nos entreguen el mes más colocolino posible. Feliz abril para todas y todos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo