El "fantasma" de Beccacece sigue dejando a la U con números rojos

La Junta de Accionistas de Azul Azul determinó que la pérdida de la concesionaria en 2017 fue de 1.490 millones de pesos, debido al mal momento financiero que se arrastra desde 2016, cuando el ayudante de Jorge Sampaoli era el DT universitario.

Por Diego Espinoza Chacoff

La temporada 2016 fue una de las épocas más difíciles que le ha tocado vivir a la concesionaria Azul Azul, desde que asumió la administración de Universidad de Chile en 2007. Con el pésimo rendimiento deportivo que obtuvo el técnico Sebastián Beccacece, quien quedó en el podio de los peores que ha tenido la U en su historia. Es por ese motivo que en el Centro Deportivo Azul intentaron formar un equipo de estrellas, invirtiendo cerca de seis millones de dólares en fichajes, y luego de una oferta de inversión para reforzar el plantel.

Pese a eso, durante el 2016 los azules de Beccacece simplemente no le dieron la vuelta y debido a sus malos resultados durante el año, el ex ayudante de Jorge Sampaoli fue despedido de los universitarios, luego de un acuerdo económico con la concesionaria, buscando amortiguar la millonaria cifra que significaba forzar su salida de la U.

De ahí en más, todo ha sido pérdidas para Azul Azul. Según la memoria financiera del club de 2016, el equipo laico tenía pérdidas monetarias por 4.504 millones de pesos, y que durante 2017 se pudieron reducir gracias a los convenios con nuevos sponsor deportivos, acompañado del buen momento deportivo que lidera Ángel Guillermo Hoyos.

Al coronarse campeones del torneo de Clausura 2017, el DT descomprimió el plantel universitario, pero también llevó a que la gente se entusiasmara con su equipo. Es así como los ingresos de la administradora laica fue sumando millones a sus arcas, lo que les permitió reducir, en algo, sus pérdidas en 2017, las cuales alcanzaron los 1.490 millones de pesos.

"Desarrollamos hace dos años un plan de trabajo de mediano y largo plazo como club responsable, en el cual hemos cumplido las metas. Nuestras pérdidas han ido disminuyendo y nuestra estrategia futura es seguir disminuyéndola, y para eso trabajamos", indicó el director ejecutivo de Azul Azul, Pablo Silva.

"Hay una buena gestión, hay un cariño por el club, se están tratando de hacer las cosas de la mejor manera posible así que seguimos trabajando en la misma senda, que nos han diferenciado en los últimos años", agregó.

Las ganancias y gastos en detalle

Con base en lo estipulado sobre la Sociedad Anónima de la U en la Superintendencia de Valores y Seguros, los principales ingresos de los azules en el 2017 fueron por conceptos generados por publicidad y auspicios (4.616 millones de pesos), seguidos por ventas y abonos que sumaron (4.333 millones de pesos).

Por otra parte, por la venta de pases de jugadores del plantel profesional, incluido los préstamos a otros equipos nacionales o internacionales, los azules generaron 2.386 millones de pesos. En concepto de televisación de sus partidos, tanto del torneo local como los de copas internacionales, la U ganó 3.303 millones de pesos; y por último, los azules lograron ganar 506 millones de pesos por la venta de merchandising.

Sin embargo, y a pesar de esas fuertes ganancias, la política de Azul Azul ha sido concentrar sus recursos en el plantel profesional, donde gastaron cerca de 13 mil millones de pesos durante 2017, donde se incluyen los sueldos de jugadores y cuerpo técnico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo