El León sacó las garras: La llegada de Gabriel Ruiz-Tagle que tomó por sorpresa a Aníbal Mosa

La presencia del que fuera presidente de la concesionaria desde 2007 a 2010 no estaba en los planes del puertomontino y fue sorprendido por la estrategia de su principal opositor, Leonidas Vial.

Por Pedro Marín Roldán

El martes 17 de abril prometía ser un día de remezones en Blanco y Negro y así lo fue. La Junta de Accionistas realizada en la Casa Alba trajo grandes novedades en Colo Colo a nivel dirigencial y sucedió algo que parecía presupuestado: la salida de Aníbal Mosa de la presidencia de la concesionaria. Sin embargo, lo que nadie tenía en sus planes es que su puesto sería tomado por Gabriel Ruiz-Tagle, antiguo mandamás de ByN entre 2007 y 2010.

Durante las semanas previas a la cita de este martes, mucho se habló que el puertomontino dejaría su cargo por distintos factores, como la crisis futbolística por la que pasaba el equipo, las distintas amenazas a su persona y las críticas por su gestión. Ahí aparecía el nombre de Daniel Morón, representante del Club Social y Deportivo, como el principal candidato a sucederlo en el cargo, el que tendría que pelear con el candidato del bloque opositor que comanda Leonidas Vial, Jaime Pizarro.

Sin embargo, el León Vial tenía un as bajo la manga y que tomó a Mosa por sorpresa: la llegada de Ruiz-Tagle. Hasta horas previas a la reunión sostenida este martes en la Casa Alba, el puertomontino nada sabía de la presencia del ex ministro de Deportes de Sebastián Piñera como uno de los candidatos para ser director de Blanco y Negro. Menos aún sabía de la bajada de Pizarro, lo que le dejaba el camino libre a Ruiz-Tagle como candidato para la presidencia.

Pero a Vial aún le faltaba un detalle: conseguir los votos necesarios para que su carta llegue a comandar la concesionaria. Ahí sacó otra carta de la manga. Con la compra de acciones a través de corredoras, bancos y distintas entidades, el principal opositor de Mosa alcanzó la votación necesaria para tener cinco directores y así dejar a su rival en cuatro sillones en el directorio, siendo ahora acompañado por Pablo Fontaine, Daniel Morón y Edmundo Valladares, estos últimos dos siendo los representantes del Club Social y Deportivo.

Así, tras conseguir cinco directores, vino la votación para elegir al nuevo presidente y vicepresidente de Blanco y Negro y la movida del León funcionó a la perfección: Gabriel Ruiz-Tagle quedó como mandamás y Leonardo Battaglia, también representante de su bloque, en la vicepresidencia. Además, tiene como directores aliados a Alfredo Stohwing y José Miguel Jiménez, el representante de Hernán Levy en la mesa directiva.

"Me sorprendió (la estrategia), creo que esto se estaba fraguando hace mucho tiempo, pero le deseo éxito a Gabriel. Si le va bien a ellos es porque le irá bien a los colocolinos. Me enteré hoy en la mañana. No estoy para apernarme en el puesto, ellos hicieron su estrategia y sólo queda desearles que les vaya bien", señaló el puertomontino tras abandonar el cargo.

"Teníamos ganas de seguir, pero hay un tema político, se juntaron empresarios más poderosos que yo para sacarme, no hay más lógica que eso", concluyó tras dejar la presidencia de Blanco y Negro después de tres años al mando.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo