De los nexos con la Garra Blanca a la colusión del papel tissue: El manchado historial de Gabriel Ruiz-Tagle

El que fuera presidente de Blanco y Negro entre 2007 y 2010 ahora vuelve al Monumental para comandar nuevamente a la concesionaria que dirige a Colo Colo.

Por El Gráfico Chile

Si había algo que a Gabriel Ruiz-Tagle no le gustaba antes de llegar al directorio de Blanco y Negro en 2006 eso era la exposición pública. De bajo perfil hasta cuando era propietario de la papelera PISA o accionista de Banco de Chile, la asunción del empresario a la presidencia de la sociedad anónima que dirige a Colo Colo, en abril de 2007, sorprendió a todos. Sin gran trayectoria en el mundo del fútbol, su llegada al poder para comandar a uno de los clubes más influyentes del fútbol chileno no dejó a nadie indiferente.

Los resultados futbolísticos acompañaron a Ruiz-Tagle y en su mandato, que duró hasta marzo de 2010, alcanzó cuatro títulos del torneo local. Y tal como venían los éxitos en Colo Colo, también venía el incremento de sus apariciones públicas. Una situación que ahora ya no le generaba problemas y parecía gustarle. A tal punto que de ser un personaje de muy bajo perfil pasó a ser el Ministro del Deporte en el primer gobierno de Sebastián Piñera, situación que lo obligó a dejar su cargo en ByN para hacer su primera aparición en política.

Y así, como uno de los cercanos al círculo del presidente, fue tomando preponderancia en el Gobierno y también en la derecha chilena. Por eso, cuando el mandato de Sebastián Piñera llegó a su fin, el ex presidente de Blanco y Negro fue sondeado por la dirigencia de la UDI para competir por la alcaldía de Providencia. Un panorama que unos años atrás estaba lejos de ocurrir. Una carrera política que se gestó y nació con su llegada al Monumental en el mismo periodo que el ahora Presidente de la República se transformó en el accionista mayoritario de la sociedad anónima controladora de Colo Colo.

"Considero que el desafío de la alcaldía de Providencia es muy importante y me genera mucho entusiasmo. Ahora, creo que es fundamental que cualquier definición sea con un apoyo completo del sector político al cual uno está representando. Y no sólo del sector, sino que también de la gente independiente, que es la mayoría.  En la medida que eso sea posible, es algo que vale la pena realizar", declaraba a La Tercera en una entrevista concedida a mediados de 2015, a poco más de un año de las elecciones llevadas a cabo a mediados de 2016.

La exposición pública lo dejó al descubierto

Esas apariciones públicas que pareció evitar cuando era propietario de PISA, empresa de la que vendió el 50% de su participación en 2003 a los suecos de SCA y la otra mitad en 2012, cada vez eran más constantes y su carrera municipal parecía tomar vuelo. Eso hasta que explotó el caso de colusión del papel tissue, el 28 de octubre de 2015. A un año de las elecciones, Gabriel Ruiz-Tagle, que también había tenido participación empresarial con acciones en el Banco de Chile y siendo dueño con su hermano de la empresa Frutícola Atacama, era sindicado como uno de los principales responsables de haber orquestado, junto a CMPC Tissue, la fijación de precios del papel higiénico, servilletas, entre otros.

Gabriel Ruiz-Tagle declaró en agosto de 2016 ante el Tribunal de Libre Competencia por el caso colusión / imagen: Agencia UNO Gabriel Ruiz-Tagle declaró en agosto de 2016 ante el Tribunal de Libre Competencia por el caso colusión / imagen: Agencia UNO

En la investigación de la Fiscalía Nacional Económica, el ex ministro de Sebastián Piñera fue acusado de ser el gestor de una de las mayores colusiones de la década. En los detalles entregados por la FNE se aseguraba que, a mediados de 2000, el ahora presidente de Blanco y Negro se reunió en el Club de Golf Las Brisas de Chicureo con Jorge Morel, quien en ese entonces era el gerente general de CMPC Tissue para aumentar los precios de los productos ya mencionados ante la entrada de nuevos competidores.

Al ser acusado directamente como uno de los responsables de la colusión del papel tissue, Ruiz Tagle, en entrevista con Canal 13, señaló que "desde que dejé la gerencia general de la compañía en 2001 hasta el día de hoy, he estado totalmente desligado de la gestión".  "No le doy a nadie el escarnio público de ser sindicado como el articulador de una colusión", agregaría más adelante, en agosto de 2016, al momento de declarar ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia.

Finalmente, luego de un largo juicio, el TDLC condenó a SCA Chile, la empresa que adquirió PISA, de la cual Ruiz-Tagle era propietario, a pagar una multa a beneficio fiscal de 20 mil UF (equivalente a 18,3 millones de dólares) ¿Y el ahora nuevo presidente de Blanco y Negro? Libre de polvo y paja.

Las otras acusaciones contra Ruiz-Tagle

Sin embargo, la colusión del tissue no es la única mancha que tiene el historial de Gabriel Ruiz-Tagle. De vuelta al fútbol, el recientemente electo presidente de Blanco y Negro siempre fue acusado de mantener nexos con la Garra Blanca en su primer periodo en la concesionaria.

Con Francisco Muñoz, alias Pancho Malo, al mando de la barra brava de Colo Colo, el empresario era sindicado como el principal responsable de financiar a los hinchas con viajes y entradas. Pese a que siempre lo negó mientras era presidente, en abril de 2012, y en entrevista con Radio Agricultura, señaló que "nosotros apoyábamos traslados a regiones para que acompañaran al equipo en ocasiones puntuales. Conseguimos que los barristas pintaran el estadio, de ese forma hicimos nexos con ellos".

"Ayudábamos con las banderas, bombos y todo se encaminaba a alentar al equipo. Había un vínculo con un sentido positivo, pero son números que no manejo, porque dependía del partido, en ningún caso se hizo en un sentido comercial. Yo no me siento responsable de nada, teníamos que desterrar la violencia, de otra manera no teníamos la posibilidad de que Blanco y Negro funcionara. Lo que hicimos fue apoyar las buenas prácticas de las barras. No me arrepiento desde una actitud que considero correcta y honesta, de buena fe", agregó en la misma conversación.

Las rendiciones de los Odesur 2014 lo tuvieron en jaque / imagen: Photosport Las rendiciones de los Odesur 2014 lo tuvieron en jaque / imagen: Photosport

Ya fuera de Blanco y Negro y en su periodo como Ministro del Deporte, las acusaciones contra Ruiz-Tagle no cesaron. Días antes a ser sindicado como el orquestador de la colusión del papel tissue, tuvo que enfrentar los cuestionamientos tras un informe de la Contraloría donde objetaban rendiciones de la Corporación de los Odesur Santiago 2014, la que encabezó, que superaban los 4 mil millones de pesos que su uso no había sido acreditado de la manera que corresponde. Incluso, de ese monto, el IND, en octubre de 2015 y cuando ya estaba Michelle Bachelet como Presidenta de la República, tuvo que acudir a la justicia para cobrar 1.480 millones que están fuera de plazo para ser rendidos.

En su defensa y en conversación con T13 Radio, el empresario señaló que "acá, en ninguna parte se habla de desvío de recursos o mal uso. Es importante señalar que todos los gastos y rendiciones fueron aprobadas por el IND en esta administración (…) no hubo dolo ni mala fe. Estas rendiciones fueron hechas una vez que estábamos fuera del Gobierno. Debería haber sido más rigurosa la entrega de rendiciones, lo hubiese hecho con mucho gusto, pero nuestra gestión terminó en marzo, durante los Juegos, que fueron bien hechos y al país le aportaron muchos recursos".

Por si eso no bastara, también se le cuestionaron la rendición de gastos por 800 millones que se entregaron al rally Dakar.

Ahora, con un historial manchado y tras haber dicho en noviembre de 2013 a La Tercera que "no creo que las segundas partes sean buenas (…) No pretendo volver a Colo Colo, quiero decirlo con claridad".

Sin embargo, Gabriel Ruiz-Tagle ahora sorprende a todos y vuelve al Monumental luego de ocho años.

El Dakar 2014 también lo tuvo en vilo / imagen: AP El Dakar 2014 también lo tuvo en vilo / imagen: AP

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo