Hakuna Matata quiere ser el nuevo rey en el Club Hípico

El preparador Miguel Medina analiza el momento del potrillo y se ilusiona en grande con el nuevo líder del proceso generacional en la grama capitalina.

Por Camilo Henríquez

Hace varios años que en el corral de Miguel Medina no se ilusionaban tanto de cara al proceso generacional, pero este 2018 tienen todo el derecho a soñar, ya que en la cuadra del trainer se prepara el, hasta la fecha, mejor dos años de la grama capitalina, el que aspira a convertirse en el rey del Club Hípico de Santiago.

Hakuna Matata no estaba para invictos y dio cuenta de Cariblanco en el clásico Cotejo de Potrillos (G.3), desbancando, con una sólida actuación, al otrora líder del pasto.

“La verdad es que varios años que no había salido nada en los clásicos selectivos, no recibo muchos potrillos, entre 7 a 10 al año, por lo que competir es difícil”, reconoce el formador de Dime Qué.

“Por supuesto que ilusiona, estamos todos muy entusiasmados, pasando por el propietario, el herrador, cuidador, el corral completo. Es un premio para todos”, apunta.

Medina señala que pocas veces había tenido un “potrillo tan precoz” y que por eso le recuerda a la campeona Ser O No Ser, ya que desde la amansa había indicios que “podía andar bien”.

“Es un caballo inteligente, que aprendió la pega rápido y corrió cuando estuvo listo, sin apuros”, agrega el trainer, explicando el desarrollo del nacido en el haras Doña Icha y que defiende las sedas del stud Paola, que por dos generaciones ha estado en su corral, por lo que está “muy agradecido por su confianza”.

Kevin sigue en sus lomos

Quizás el único problema que ha tenido el mulato, más allá de una influenza suave que lo afectó en medio de su training, ha sido el cambio de jinetes, ya que en cuatro salidas a la cancha tres jockeys han estado sobre sus lomos.

Manuel Martínez lo sacó de perdedores, pero estaba suspendido, así que Kevin Espina fue el encargado de guiarlo en el mejor triunfo de su campaña.

Medina le da buena parte del crédito al fusta, ya que aunque veníamos “más encima de lo que habíamos planificado”, asegura que “lo corrió muy bien”.

“Aunque salió un poco mal, lo apuró un poco y el caballo reaccionó. Tomó buena línea, le mostró cancha e hizo que todo fuera más fácil”, agrega el trainer, que ratificó al jockey para el próximo desafío del nieto de Storm Warning el 4 de mayo en la milla del Álvaro Covarrubias (G.3).

Emparentado con Matto Mondo, entre otros, Hakuna Matata no debería tener problemas con el aumento de distancias y por eso todo se enfrenta con “mucho ánimo”, más cuando el caballo tiene una gran línea barrera y también debería responder en las canchas invernales.

“Hay que llevarlo con calma”, señala Medina bajando un poco las revoluciones, pero sin dejar de tener en el horizonte los grandes clásicos de la temporada, para los que está inscrito en los tres hipódromos centrales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo