El cesado Hoyos regresó a Chile en silencio, a escondidas y prometiendo un asado de despedida

La U llegó a Santiago en medio de la crisis deportiva y por una salida exclusiva para evitar la decena de hinchas y medios que los esperaba en el aeropuerto de la capital.

Por Diego Espinoza Chacoff

Universidad de Chile arribó este viernes al aeropuerto de Santiago luego la estrepitosa derrota 7-0 sufrida ante Cruzeiro ayer jueves por Copa Libertadores. Los azules aterrizaron 50 minutos tarde por retraso de su vuelo desde Belo Horizonte, y en su llegada se comunicaron con la administración de Nueva Pudahuel para utilizar vías exclusivas de salida.

Debido a la llegada de cerca de 60 fanáticos y decenas de medios de comunicación al aeropuerto, los funcionarios de Azul Azul se pusieron de acuerdo para ocupar la salida norte del recinto, y así evitar cualquier incidente en contra del plantel o el cesado ex técnico de los universitarios, Ángel Guillermo Hoyos.

Con la confirmación de su salida del club por parte del presidente de la concesionaria, Carlos Heller, el DT quiso evitar una despedida mediática y por eso prefirió decirle adiós a sus ahora ex dirigidos luego de la salida desde el avión que los trajo de vuelta a Chile. Eso sí, fiel a su estilo, el cordobés prometió un asado de despedida para el actual plantel, para los funcionarios que trabajan en el Centro Deportivo Azul, e incluso uno para los medios que siguen al equipo laico.

Guillermo Hoyos llegó en enero de 2017 a la U, luego de un convulsionado 2016 con Sebastián Beccacece y Víctor Hugo Castañeda en la banca; y duró 16 meses hasta su despido este viernes en Brasil.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo