Robert Bruce comienza a deslumbrar a todo EEUU

En una actuación brillante, el crack chileno cumplió un debut triunfal en tierras norteamericanas al ganar el Fort Marcy Stakes (G.3) en Belmont Park.

Por Camilo Henríquez

Citando New York New York, la canción que popularizara el inmortal Frank Sinatra, The Blood-Horse partió su análisis del espectacular triunfo del crack chileno Robert Bruce en su debut en tierras estadounidenses.

“Si puede hacerlo ahí, puede hacerlo en cualquier lugar”, señala la publicación, que indica que “claramente” el hijo de Fast Company puede llegar a “cualquier parte” en todo el continente.

Así de deslumbrante fue el estreno del mulato, que maravilló por primera vez a la afición de EEUU con su sólida victoria en el Fort Marcy Stakes (G.3) en la grama de Belmont Park. Cambiando de mano y a poco más de cuatro meses de haber arribado al país del Norte, superó todas las contras para responder al favoritismo ante un selecto grupo de rivales en el que figuraban varios ganadores de Grupo.

“Lo trabajé una vez en Palm Meadows y lo amé. Parecía un verdadero caballo con clase y se podía decir que es un campeón, y hoy (el sábado) lo demostró”, manifestó el jockey Tyler Gaffalione, que fue uno de los tantos que se sumó a los elogios para el nacido y defensor de las sedas del Convento Viejo.

El Daily Racing Form también se “rindió a sus patas” y apuntó que Robert Bruce fue “una estrella en su Chile natal el año pasado” y que “a juzgar por su debut ganador, su futuro sigue siendo extremadamente brillante”.

Con la victoria, el hijo de la campeona Lady Pelusa mantuvo su invicto en siete presentaciones, suma más de 330 mil dólares en premios e inició un camino que, en palabras de los especialistas norteamericanos, lo puede catapultar como uno de los mejores exponentes del césped de EEUU.

“Fue una victoria fantástica”

“Hemos visto la carrera varias veces”, reconoce Juan Pablo Baeza, aún con la euforia de la notable performance de su ex pupilo, el que junto a su padre Patricio convirtieron en el crack del pasado proceso generacional en el Club Hípico de Santiago.

“No es fácil, es otro nivel de caballos, llegan los mejores europeos. Lo hizo muy bien”, señala el trainer que apunta que esto “le hace muy bien a la hípica chilena, tal como lo hizo Dacita y Ojalá también lo hagan Wow cat y Leitone”.

Baeza saca pecho y por supuesto siente como propio el triunfo, más cuando el caballo mostró “todo su corazón para pasar en espacios muy reducidos” y enfrentar esa “recta corta” con lo que nunca se encontró en Chile.

“Preparar estos caballos que son cracks es un orgullo, y que sigan ratificándolo afuera le da más importancia a lo que hicimos todos en el corral. Ojalá siga mostrando su clase y pueda ganar Grupos 1”, sentencia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo