El intenso duelo caribeño que vivió César Munder en su primer clásico en la UC

La nueva joya cruzada jugó mano a mano con el experimentado Jean Beausejour en el choque ante la U. Su salida de la cancha terminó siendo clave.

Por Pablo Serey Correa

Como un buen adelanto de lo que puede pasar en venideros años en el fútbol chileno a raíz de las nuevas generaciones de migrantes que que han llegado a nuestro país en la última década, el Clásico Universitario 186 ofreció un intenso duelo con sangre caribeña. Por el lado de la UC el joven César Munder, por el lado de la U el experimentado Jean Beausejour.

El extremo nacido en Cuba, quien jugó su tercer partido en el profesionalismo en el choque ante los azules, fue ubicado como puntero por el sector derecho por el director técnico Beñat San José, lo que implicó un duelo directo con el veterano carrilero izquierdo de padre haitiano que desde mediados de 2016 forma parte del plantel de la Universidad de Chile.

Velocidad y potencia por ambos lados, juventud por uno y sobrada experiencia por otro. La nueva joya de la cantera cruzada mostró personalidad e intensidad en el arranque del juego, buscó ganar la espalda del 15 de la U en base a combinaciones rápidas con Raimundo Rebolledo y José Pedro Fuenzalida, pero casi siempre se encontró con un muy bien ubicado Beausejour.

El bicampeón de América con la Roja respondió constantemente ante los embates del jugador de 18 años, sin embargo la persistencia de Munder más que un factor ofensivo en favor de los cruzados terminó siendo una de sus principales armas para neutralizar el ataque rival, pues las arremetidas del cubano evitaron que el veterano lateral azul se sumara en ataque.

Duelo por la banda

Sabido es que las subidas de Beausejour constituyen uno de los argumentos más potentes de la U a la hora de atacar, por lo que el trabajo en ofensiva de Munder contuvo aquella alternativa de peligro en favor de los azules. Y para desgracia de Universidad Católica, la salida del terreno de juego del del isleño se convirtió en un error evidente por parte del director técnico cruzado Beñat San José.

El vasco optó por sacar del terreno de juego a Munder al minuto 59 para disponer del ingreso de David Llanos. Con el cubano fuera y con el venezolano Yeferson Soteldo ya en el juego (entró a los 46' por Felipe Seymour) la U hizo sentir su fuerza por la izquierda, complicando a Rebolledo. De hecho por ahí salió el gol del empate 1-1 por parte de la visita: Bose llegó a línea de fondo, envió un preciso centro y Mauricio Pinilla la envió al fondo de las redes tras una acrobática definición.

Beñat intentó corregir su yerro abriendo por derecha a Fuenzalida, quien venía trabajando bien teniendo libertad por el centro, y aún más al minuto 82 al hacer ingresar a Marcos Bolados por Carlos Lobos, con lo que Chapita regresó al centro y el ex Antofagasta tomó la posición que ocupó desde el pitazo inicial Munder, sin embargo en sus minutos en cancha el antofagastino no logró convertirse en un problema para un zurdo ya muy acomodado.

Sobre el rol del cubano y su salida de la cancha, San José comentó que "hay que felicitar a Munder, no sólo por este partido, también por el trabajo que esta haciebdo tan bien, no es nada fácil hacer lo que está haciendo, debutar siendo tan joven en un equipo tan exigente. Y los cambios estaban muy estudiados, pensando que íbamos a mantener el equilibrio de defensa y ataque".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo