El renacer de Nicolás Maturana en Colo Colo de la mano de Héctor Tapia

El volante no fue considerado por el entrenador Pablo Guede, quien incluso le dio la libertad para partir. Sin embargo, el jugador se quedó y ahora con Tito en la banca está encontrando su nivel.

Por Pedro Marín Roldán

Mientras Colo Colo se proclamaba campeón de la Supercopa tras golear a Santiago Wanderers en la final, el volante Nicolás Maturana observaba el partido a la salida del túnel , puesto que no estaba en los planes del entrenador Pablo Guede.

Es más, el volante estaba muy cerca de firmar en Palestino, sin embargo, decidió quedarse en los albos para luchar un puesto. Eso sí, las cosas no fueron sencillas, ya que Guede no lo consideró e incluso, ni en las convocatorias era incluido.

No obstante, todo cambió cuando llegó el técnico Héctor Tapia a la banca del Cacique. Desde su arribo, Tito ha jugado con un 4-2-3-1 donde Maturana ha cumplido un rol clave, ya que es el volante por la derecha y en los últimos tres partidos se ha reencontrado con su juego, lo que le permitió ser titular ante Bolívar y Unión Española.

Ingresó ante Deportes Iquique y mostró actitud y llevó al equipo hacia adelante, aunque no logró romper el cero. Ante los bolivianos cumplió una buena actuación donde estuvo muy movedizo y siempre buscó el arco rival.

Su buen juego le permitió mantener la titularidad ante los hispanos, donde se atrevió con remates al arco y habilitó a Octavio Rivero para la apertura de la cuenta. Tras eso mantuvo una regularidad, aunque en el segundo tiempo bajó el nivel al igual que sus compañeros.

Terminó jugando como delantero por la derecha ante la desesperación por ir en la búsqueda del empate. El volante poco a poco comienza a recuperar la confianza y de la mano de Tapia está viviendo un renacer.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo