Maldición de una década: Colo Colo siempre queda eliminado en el último partido de la Copa Libertadores

Los albos no avanzan desde el 2007 a los octavos de final del torneo continental y desde entonces han quedado fuera en el duelo final de cada año. Panorama que se podría repetir el 2018.

Por Pedro Marín Roldán

Pasan los años y Colo Colo sigue sumando fracasos en la Copa Libertadores, torneo en el que cumpió una década sin poder avanzar a los octavos de final. Una situación que se podría repetir este jueves, cuando a partir de las 20:30 horas se medirá ante Atlético Nacional en Medellín, duelo en el que debe sumar al menos un empate para seguir con chances.

No obstante, la situación no será fácil, no solo porque juegan de visita ante el líder del grupo B, también porque los albos nunca han ganado en Colombia a un cuadro cafetero. Más encima, no es la primera ocasión en que llegan a la última fecha con las opciones de avanzar de ronda en la Libertadores, una especie de tradición maldita que se ha dado desde 2007.

Colo Colo marcha segundo en su zona con siete puntos, pero no tiene asegurado su paso a la ronda de los 16 mejores, ya que con los mismos puntos se encuentra Delfín de Ecuador, mientras que Bolívar que tiene cinco, también tiene mucho que decir, ya que se enfrentan entre sí en la última fecha.

El equipo dirigido por Héctor Tapia buscará dejar atrás una década de fracasos que a esta altura ya parece maldición, puesto que siempre ha llegado a la última fecha con la chance intacta de avanzar a los octavos de final, pero no logra el objetivo y termina fuera.

  • 2008: adiós ante Atlas

Todo comenzó en 2008, cuando un triunfo ante Atlas en el estadio Monumental le daba la clasificación, pero los albos igualaron 1-1 con los mexicanos en un agónico partido y lo que parecía una simple eliminación, dio inicio a una maldición que se está repitiendo hasta estos días.

  • 2009: una despedida brutal ante Palmeiras

En 2009 fue una de las eliminaciones más dolorosas del último tiempo en el Cacique, ya que el conjunto que dirigía Gualberto Jara necesitaba un empate para meterse a los octavos y lo estaba logrando ante el poderoso Palmeiras.

Sin embargo, a los 87 minutos, cuando el elenco albo se defendía y aguantaba el resultado sin goles, apareció Cleiton Xavier quien se despachó un golazo desde 30 metros y silenció el Monumental. El 1-0 dejó fuera a los colocolinos y metió al Verdao en la ronda de los 16 mejores.

  • 2010: una empresa imposible

Un año más tarde la misión era más complicada, ya que debían vencer por cuatro goles de diferencia a Cruzeiro en el Monumental, tras una irregular campaña con Hugo Tocalli en la banca. Sin embargo, nunca hubo opción y los albos solo igualaron 1-1 con la Raposa, quedando fuera en la fase grupal por tercer año consecutivo, lo que le costó el puesto al entrenador argentino.

  • 2011: terrible eliminación ante Cerro Porteño

Al año siguiente, nuevamente un empate le bastaba a Colo Colo para avanzar a los 16 mejores y todo parecía dado ante Cerro Porteño de Paraguay, ya que tempranamente vencía por 2-0 en el estadio Monumental.

Los de Américo Rubén Gallego estaban rompiendo la mufa, pero en una remontada increíble, los paraguayos ganaron por 3-2 en Macul, incluyendo un golazo de tiro libre de Jonathan Fabbro (88') para cumplir nuevamente con la maldición. Un dolor que duró cuatro años, ya que el Cacique no volvió a jugar la Libertadores hasta 2015.

  • 2015: otro cañonazo los deja fuera

La historia negra volvió en 2015, puesto que el 2012, 2013 y 2014 los albos vivieron en crisis y no clasificaron al torneo continental. Con Héctor Tapia en la banca, debían perder por un gol de diferencia ante Atlético Mineiro en Belo Horizonte, pero la historia volvió a repetirse.

El Galo ganaba 1-0, promediando el segundo tiempo, incluso Paulo Garcés había atajado un penal, pero a los 81' un remate notable de Rafael Carioca puso el 2-0 fatal para los albos y nuevamente afuera en la etapa de grupos.

  • 2016: la revelación de la Copa extendió la maldición

La maldición se extendió un año más en 2016, y con una historia que al final amortiguó el dolor de la eliminación. El verdugo fue el "modesto" Independiente del Valle, quien eliminó al Cacique en el mismo estadio Monumental, al rescatar un empate 0-0, cuando los albos de José Luis Sierra necesitaban un triunfo para avanzar.

En un partido dramático, donde el conjunto blanco tuvo varios tiros en los palos, no se pudo cambiar la historia y para más remate, el cuadro ecuatoriano se dio el lujo de llegar a la final de la Libertadores, cayendo ante Atlético Nacional de Reinaldo Rueda, no sin antes eliminar en su camino a River Plate y Boca Juniors. De no creer.

  • 2017: una ilusión que duró una ronda

El año pasado fue Botafogo quien se encargó del Cacique, esta vez en la segunda etapa previa. En la ida ganaron por 2-1 en Brasil, mientras que en la revancha en Macul, los brasileños rescataron un empate sobre el final (el 1-0 parcial clasificaba a los de Pablo Guede). Rodrigo Pimpao decretó el 1-1 final en los últimos minutos del duelo y otra vez apareció la maldición.

¿Se repetirá la historia este jueves o de una vez por todas, Colo Colo romperá el maleficio?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo