Austeridad del puntero: la UC cerraría su plantel para el segundo semestre con la llegada de Sebastián Sáez

El fichaje de Sacha sería la única incorporación de los cruzados durante el receso mundialista. Sólo sumarían otros nombres en caso de nuevas bajas.

Por Pablo Serey Correa

A diferencia de otros períodos de fichajes en que Universidad Católica pujó hasta último momento para buscar refuerzos, durante el actual receso mundialista los cruzados darían por cerrado su plantel en la primera semana de actividad del mercado. La llegada del delantero argentino Sebastián Sáez sería la única alta de la UC para el segundo semestre.

En San Carlos de Apoquindo contemplan que el arribo de Sacha es suficiente para reforzar el equipo comandado por Beñat San José. Con su cartel de goleador, el argentino de 33 años llega a fortalecer el área donde la Franja evidenció mayores debilidades en el primer semestre, de acuerdo al análisis realizado por los distintos estamentos de Cruzados involucrados en la conformación de plantel.

O sea, con el resto de las ubicaciones del campo de juego existe conformidad tanto del directorio, de la gerencia deportiva y del cuerpo técnico. Eso incluyendo la salida del carrilero Fernando Cordero, quien pondrá fin a su extenso ciclo en Las Condes al terminar su contrato el próximo 30 de junio. En la precordillera pretenden que el Sub 20 Yerco Oyanedel -quien en el primer semestre no pudo actuar por una fractura en el quinto metatarsiano del pie derecho- cubra la baja del Chiqui.

Con el fichaje de Sáez -quien ya había negociado con la UC en enero-, el actual puntero del Campeonato Nacional 2018 completó sus cupos extranjeros, por lo tanto sólo podría sumar jugadores con nacionalidad chilena y que no hayan jugado durante el primer semestre en algún equipo de la Primera División, a raíz de lo establecido en el artículo 16 de las bases del torneo. Pero sí podrían contratar a futbolistas chilenos que hayan participado durante el año en Primera B.

Atentos a posibles bajas

Ese panorama, además de limitar el universo de jugadores a elegir, conllevaría mayores costos monetarios al implicar negociaciones con clubes de ligas más poderosas en términos económicos. En Católica asumen dichas dificultades, pero más allá de ello creen que el actual plantel (con la ya cerrada llegada del ex atacante de Audax Italiano) está capacitado para dar la pelea por el título en la segunda mitad de año.

La única opción para que la UC sume más refuerzos -además de Sacha- es que durante el receso se sumen nuevas bajas, al ya mencionado éxodo de Fernando Cordero. "Hay que estar atentos a la posibilidad de que algún jugador pueda salir y tener que reemplazarlo", avisó el gerente deportivo José María Buljubasich en su correspondiente conferencia de prensa por el cierre del primer semestre en los cruzados.

Los mediocampistas Jaime Carreño y César Fuentes analizan cambiar de aires para tener mayor actividad, pero hasta el momento no cuentan con ofrecimientos concretos para mudarse de la precordillera.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo