Gabriel Arias se suma a la lista: los argentinos que se enamoraron de Chile y jugaron por la Roja

El arquero podría ser el noveno argentino-chileno que ve minutos con la camiseta nacional, sumándose a jugadores como Sergio Vargas y Pedro Pablo Hernández.

Por El Gráfico Chile

Gabriel Arias es oriundo de Neuquén, Argentina, país en el que vivió hasta inicios de este año, cuando se convirtió en el flamante refuerzo de Unión La Calera, uno de los mejores equipos de la primera rueda. El portero rápidamente tomó camiseta de figura del campeonato y Reinaldo Rueda no dudó en llamarlo a la Selección. Sus abuelos son chilenos y viven en Temuco.

Y Arias debutó como titular ante Serbia en Graz (Austria) en la gira de amistosos por Europa y se sumó a un selecto grupo de transandinos que han vestido la camiseta de la Roja, ya sea porque se nacionalizaron o porque adquirieron el derecho por algún familiar.

El meta del elenco cementero hizo su estreno por la Roja con 30 años, luego de una gran carrera en el fútbol argentino, donde destacó en Defensa y Justicia antes de llegar al balompié nacional.

En el arco la única experiencia anterior es de Sergio Vargas, aunque también estuvo citado Daniel Morón, pero no jugó. Superman nació en Buenos Aires y en 1992 llegó a Universidad de Chile, donde vivió sus mejores años hasta ser llamado a la selección luego que se nacionalizara. Jugó 4 partidos en la Copa América 2001, algunos amistosos y 5 partidos por Eliminatorias de Corea-Japón 2002, donde le atajó un penal a José Luis Chilavert.

El caso más emblemático de los últimos años es Pedro Pablo Hernández. El tucumano vivió durante sus primeros años de vida con su abuela chilena en nuestro país y luego de su paso por O'Higgins en 2013, no dudó en optar por la nacionalidad. El Tucu ha jugado 23 partidos, ha sumado un total de 1.407 minutos y ha convertido 3 goles, además de ser campeón de América en 2016, siendo lejos el máximo exponente de los argentinos nacionalizados.

Rodolfo Almeida fue el primero de todos. El argentino jugó 22 partidos con la Roja, debutando en 1954 por las Eliminatorias ante Brasil. Ernesto Álvarez, nacido en Santa Fe, fue el segundo. Luego de su paso por Green Cross en 1963 jugó un partido por la Roja. Le siguieron Jorge Spedaletti, que jugó la Copa América 1975 y un partido eliminatorio en 1977 y Oscar Fabbiani, que jugó la Copa América 1979. En este milenio, Daniel Pérez vistió la camiseta nacional en un par de amistosos en China en 2001, mientras que Gustavo Canales jugó 17 minutos en la derrota 4-0 en Montevideo ante Uruguay por las eliminatorias el año 2011.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo