La ironía de Sergio Ramos: "Solo falta que Firmino diga que se resfrió y que fue por sudor mío"

El defensa se cansó que lo culpen de la lesión de Salah y ahora de los errores de Karius en la final de la Champions.

Por Nicolás Valenzuela

La final de Champions League entre Real Madrid y Liverpool sigue dando de qué hablar. Además de una nueva celebración del título de los Merengues, las críticas cayeron sobre Sergio Ramos, a quien apuntaron como el responsable de la lesión al hombro que sufrió Mohamed Salah y que lo sacó del partido en el primer tiempo.

Pero con el correr de los días también se supo que el arquero de los ingleses, Loris Karius, quien cometió dos sendos errores que le permitieron a los madridistas ganar por 3 a 1, sufrió una conmoción cerebral luego de un choque con Ramos, lo que habría provocado su baja de rendimiento.

Ante estas acusaciones, el capitán de los españoles se cansó. En un evento que adelanta el Mundial, le preguntaron qué le parecía la posibilidad de encontrarse con Salah en octavos. "Joder, le han dado una bola al tema de Salah", respondió el zaguero con evidente molestia.

"Viendo bien la jugada, él me agarra del brazo y yo caigo al otro lado. De hecho, se lesiona el otro brazo y dicen que hecho ahí una llave de judo. Después dicen que el portero estaba conmocionado por un choque conmigo. Ahora, sólo falta que Firmino diga que estaba resfriado y fue porque le cayó una gota de sudor mía", dijo entre risas el central.

Ramos confesó haber hablado con él y que el egipcio "está muy bien. Si se hubiese infiltrado, podría haber jugado el segundo tiempo" y agregó que "tampoco ha sido para tanto… parece que cuando lo hace Ramos se destaca un poco más".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo