Un "indio" sale en defensa de Pizzi: "Los árabes no tienen una gran liga, poseen muchos déficits"

El entrenador argentino Jorge Solari, quien guió a Arabia Saudita a los octavos de final en Estados Unidos 1994, salió al paso de las críticas al Macanudo.

Por Jorge Bueno Carrasco

Muchos tienen en la retina el golazo de Saeed Al Owairan, calificado como uno de los mejores en la historia de los mundiales. El saudí corrió más de 50 metros apilando rivales y anotó una diana casi "maradoniana", en un partido donde los árabes vencieron a Bélgica por 1 a 0, por el grupo F del Mundial de Estados Unidos 94.

Un resultado histórico, ya que los clasificó por primera y única vez a segunda fase de la Copa del Mundo, donde un argentino fue protagonista: el entrenador Jorge Solari, uno de los arquitectos de esta hazaña.

"Tengo muy lindos recuerdos, participar en un mundial es una cosa muy interesante. Tuvimos todo un trabajo previo con los árabes, estuvimos en su país, luego en Francia y después nos fuimos como un mes antes a Norteamérica y ahí pudimos amalgamar, tener relación con los jugadores y fuimos los únicos en clasificar" rememoró el "Indio", en conversación con El Gráfico Chile.

Y el sueño de clasificar es una constante para los árabes. Sus participaciones posteriores nunca superaron la fase de grupos y por lo mismo, asumió el desafío un conocido: Juan Antonio Pizzi, quien fracasó con Chile en las Clasificatorias Sudamericanas rumbo a Rusia. Previamente el trabajo lo hizo el renunciado holandés Bert van Marwijk y Edgardo Bauza, quien fue despedido.

Respecto al fierro caliente que tuvo que tomar "Macanudo", Solari tras ver el cometido de Arabia, dio su veredicto: "Los árabes repentinamente echan y contratan y tienen experiencia que en mundiales mismos echaron a un brasileño (Carlos Alberto Parreira, 1998). Allí hay que ir y trabajar con tiempo, porque tácticamente, como van tantos técnicos y no están acostumbrados a tener una gran competencia, una gran liga, hace que el asunto tenga muchos déficits", reflexionó.

El adiestrador argentino agregó que los saudíes en el partido inaugural ante Rusia, se vieron con buena técnica, pero con poco trabajo en bloques defensivos y en ataque, además de carecer de profundidad, pero insistió que el problema no es del entrenador de turno.

"El problema de Arabia es la liga local, no es competitiva, se juega con lo que tiene (…) si van a una competencia mundial, llegan con desventaja", cerró Solari.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo