Gustavo Canales se despidió de las canchas con una fiesta llena de goles e invitados para todos los gustos

Jugando un tiempo por la U y otro por Unión, el Mágico vivió su última jornada vestido de corto en Santa Laura. Charles Aránguiz, Pipa Estévez y Mark González fueron algunos de los que dijeron presente en Independencia.

Por Jorge Bueno

Si la carrera de Gustavo Canales en el fútbol profesional estuvo marcada por los goles, su despedida no podía estar exenta de dicho elemento. Y fue una fiesta de anotaciones por parte de los dos equipos que se dieron cita en la fría noche de viernes en el estadio Santa Laura para homenajear al Mágico.

El combinado de la Universidad de Chile se impuso por 4-3 sobre su similar de Unión Española, en un partido que se jugó a dos tiempos de 35 minutos por ambos lados y que tuvo al Bombardero de General Roca jugando la primera mitad por los azules y el complemento por los rojos.

La U arrancó con una oncena compuesta por Luis Marín; Marcos González; Osvaldo González; José Rojas; Charles Aránguiz, Guzmán Pereira, Marcelo Díaz, Guillermo Marino; Diego Rivarola; Gustavo Canales y Eduardo Vargas. El DT fue Víctor Hugo Castañeda.

Unión, en tanto, inició con la siguiente alineación: Roberto Abbondanzieri; Marco Hidalgo, Sebastián Miranda, Jorge Ampuero, Rodolfo Madrid; Braulio Leal, Matías Abelairas; Raúl Estévez, David Ramírez, Matías Masiero y Martín Palermo. El entrenador fue José Luis Sierra.

El Titán Palermo marcó los dos primeros goles de la jornada y puso 2-0 al equipo del Coto Sierra, sin embargo Canales, Eduardo Vargas y Marcos González dejaron 3-2 a la U antes de irse al descanso. En el segundo tiempo Canales anotó su gol para Unión y dejó igualado el marcador, pero Charles Aránguiz selló la victoria 4-3 final de los laicos.

Más allá de los jugadores ya nombrados, hubo otros invitados estelares que dijeron presente en Independencia como Sebastián Jaime y Pablo Aránguiz por le lado rojo, y Albert Acevedo junto a Francisco Castro por el lado azul. Además, por la U jugó Mark González y Marcelo Rodríguez, amigo personal de Canales que es abogado de profesión, pero que en los minutos finales se dio el lujo de defender la portería estudiantil.

Fue una jornada de llena de emociones que sobre el final, cuando el árbitro Rubén Selman dio el pitazo final, vivió su momento más emotivo: entre lágrimas el otrora goleador se despidió de Los de Abajo y de la Furia Roja. "Fue uno honor vestir estas dos camisetas, no los olvidaré nunca", exclamó el festejado a micrófono abierto.

"Quiero agradecer a todos estos grandes futbolistas que se tomaron un tiempo para acompañarme, muestran su grandeza en el sentido humano. También quiero agradecer a todos los que están acá, también a los que están mirando por TV desde la casa, agradecerle a toda mi familia, a mis amigos que vinieron de General Roca, hacer un saludo especial a mi familia que me aguantó durante toda mi carrera", agregó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo