Columna: De tanto preocuparse de Chile, empezaron con un papelón

Argentina empezó con más dudas que certezas el Mundial. En vez de hacerle funerales a Vidal, los hinchas transandinos deberían levantar a su alicaido equipo.

Por Carlos Silva Rojas

No me cabe duda que Sampaoli vio miles de videos de Islandia antes del debut. Sabía que la idea de los nórdicos era aguantar como sea y dársela a Finbogasson. Táctica fácil, antigua, pero que ante equipos enredados como Argentina resultan. Y hoy resultó.

Argentina jugó un pésimo partido, no pudo ante un cuadro rústico, pero aguerrido. Fue un calco de su complicado paso por las Clasificatorias Sudamericanas, que finalmente sortearon porque tienen a uno de los mejores del mundo de su lado, Messi.

En la antesala al debut con Islandia, muchos argentinos, tanto hinchas como prensa, se centraron en la ausencia de Chile y se olvidaron de apoyar a los suyos o hablar de lo difícil que sería el debut. No, era más entretenido decir que el bicampeón de América estaba fuera, en vez de plantear que el estreno sería muy duro.

Pero saben, a nosotros no nos duele que nos molesten, porque hay que ser sinceros, estamos acostumbrados a ser más testigos que protagonistas. Gracias por llevarnos a Rusia de alguna manera, porque cada vez que se acuerdan de Chile, es porque se acordaron de esas dos tandas de penales que nos hicieron vibrar.

Es apenas el debut, Argentina quizá encamine el rumbo y termine jugando los siete partidos. Pero si siguen pensando más en Chile que en los rivales, así les va a ir.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo