En la sicología advierten que el 7-1 afectaría a Brasil en un posible choque contra Alemania en octavos

Ambos combinados podrían toparse en la ronda de los 16 mejores. Mientras en la tierra de la Verdeamarela descartan que su selección intente evitar ese cruce de potencias, el especialista Gilson Dos Santos cree que, de darse, podría haber una sobreexcitación del Scratch en la cancha.

Por Diego Espinoza Chacoff

La traumática derrota por 7-1 sufrida en casa por Brasil en el 2014 a manos de Alemania se transformó en uno de los pasajes más tristes en la historia del Scratch. La eliminación en las semifinales de su Mundial le significó una fuerte reestructuración a un equipo que revivió de la mano del técnico Tite, que terminó como líder de las Clasificatorias sudamericanas para ingresar por la puerta grande a Rusia 2018.

Pese a eso, el choque emocional vivido hace cuatro años le sigue pesando a la escuadra pentacampeona del mundo. De hecho, desde la sicología indican que debe sentir mucha presión por tratar de demostrar todo su potencial y borrar desde el principio de la actual Copa esa mala imagen que quedó tras la desastrosa caída ante los germanos.

"A Brasil le pasa lo mismo que a Colo Colo o a la U acá, o a Argentina, que siempre tienen la responsabilidad de ganar. Ahora está descohesionado mentalmente en la cancha, sin tener un trabajo de equipo. Lo veo muy presionado, tenso y mucho más nervioso que en las Clasificatorias", advierte el sicólogo brasileño de la Universidad Mayor, Gilson Dos Santos.

¿Brasil-Alemania en octavos?

d Brasil podría volver a enfrentarse a Alemania, quien los dejó llorando en su propia casa en 2014 / Getty Images

Junto a lo anterior, y debido al empate frente a Suiza, la Verdeamarela suma sólo cuatro puntos en el Grupo E y todavía no asegura su paso a los octavos de final de Rusia 2018. Una situación similar vive la Mannschaft en el Grupo F, con tres unidades. En el caso de clasificar ambas selecciones, podría haber una revancha para Brasil, aunque con el peso del 7-1 presente.

"Le pesaría mucho enfrentar a Alemania en octavos de final, sobre todo por lo del Mundial pasado, pero no creo que intente evitar el partido contra ellos. No es algo que Tite o Brasil hagan. No podemos elegir rival y sería muy malo, hay que jugar", manifiesta el periodista del sitio brasileño Globoesporte, Eduardo Moura.

"Si se da esa llave, los brasileños podrían tener una sobreexcitación en la cancha, entrarían con demasiada activación mental y física al partido, principalmente para querer dar vuelta un resultado histórico, que caló hondo. Eso duraría los primeros 15 ó 20 minutos, pero después podría pasar a segundo plano y favorecer a los de Tite", agrega Dos Santos.

Antes de ese posible choque, eso sí, Brasil deberá mostrar lo mejor de su fútbol frente a Serbia este miércoles (14:00 de Chile), en el estadio Spartak de Moscú, por el cierre del Grupo E. Cuatro horas antes (10:00 de nuestro país), los alemanes intentarán vencer a Corea del Sur en Kazán, por la última fecha del Grupo F.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo