África tuvo su peor Mundial y por primera vez no tendrá representantes en octavos de final

La eliminación de Senegal cortó la racha de los africanos, mientras que Asia vuelve a tener un representante en la ronda de 16 mejores y la Concacaf bajó de tres en Brasil 2014 a sólo uno para Rusia 2018.

Por El Gráfico Chile

La eliminación de Senegal por acumular más tarjetas amarillas que Japón no solo cortó el sueño de Aliou Cissé, el técnico más joven en Rusia 2018, sino que también significó que por primera vez en la historia de los mundiales no habrán selecciones de África en octavos de final.

Desde México 1970 que los africanos tienen, por lo menos, un cupo directo para el Mundial y desde 1986, también en México y cuando se implementó la ronda de 16 mejores, que lograban instalar una selección en la ronda de los dieciséis mejores: Marruecos, el 86, fue la primera selección en clasificarse, luego lo siguieron Camerún en 1990, Nigeria en 1994 y 1998, Senegal en 2002, Ghana en 2006 y 2010 y Argelia junto a los nigerianos en 2014.

Es decir, incluso cuando sólo pasaban dos africanos al mundial se las arreglaban para entrar a octavos. Ahora, en Rusia 2018, no lograron ese objetivo teniendo 5 representantes, por lo que es, sin duda, la peor Copa del Mundo de África.

La irregularidad de Asia y Concacaf

Y así como los africanos sufren con cortar la buena racha del continente, los asiáticos, gracias a Japón, celebran haber vuelto a los octavos tras un complicado paso por Brasil 2014, donde entre las 4 selecciones sólo sumaron 3 empates.

El papelón de 2014, donde no clasificaron a octavos, se repitió para la Confederación Asiática de Fútbol en 1986, 1990, 1998 y 2006, mientras que en 1994 tuvo a Arabia Saudita y en 2002 a Corea del Sur y Japón (ambos locales), mismas selecciones que avanzaron en 2010. Eso sí, desde 1986 que reciben dos cupos, luego aumentaron a 3 cupos y medio en 1998, lo que mantuvieron hasta 2002, cuando aumentaron a los definitivos 4 cupos y un repechaje. Por lo mismo, volver a jugar las rondas de eliminación directa es importante para Asia.

La Concacaf, por su parte, siempre ha tenido a México como su gran representante y prueba de eso son los dos cuartos de final que obtuvo México, precisamente cuando organizó el Mundial en 1970 y 1986, mismo que logro que, por ejemplo, consiguió Estados Unidos en 2002 y Costa Rica en 2014. Ahora, en Rusia 2018, sólo los aztecas avanzaron de ronda y Costa Rica con Panamá se despidieron con una bajísima actuación

Por eso, la participación de estas confederaciones en las fases finales de la Copa del Mundo sigue alimentando el debate sobre si será necesario o no aumentar el número de participantes en mundiales a partir de 2026, ya que finalmente siguen siendo Sudamerica y Europa quienes son los principales protagonistas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo